¿Cómo dormir mejor?

Un buen sueño te proporcionará un descanso necesario para gozar de un buen estado general. El sueño no es una opción, sino una necesidad fisiológica. Aunque pretendamos no dormir, antes o después nos dormiremos.

Para cualquier persona es de clara importancia un buen sueño. El buen dormir se traduce en un despertar fresco y con vitalidad, por el contrario, una noche de mal sueño afecta de forma desfavorable las actividades diurnas que vamos a realizar.

Durante el sueño alcanzamos una reparación física y mental completa. Por lo tanto, la persona que permanece una noche en reposo pero sin dormir, no obtiene dicha reparación.

Es por lo tanto evidente la importancia de obtener un sueño normal y el exceso de sueño ó el déficit de sueño tienen repercusiones importantes en nuestra actividad diaria. Dicen que los extremos nunca son buenos, en el sueño también podemos aplicar esta máxima.

 

 

Mucho se ha experimentado acerca del sueño, y muchos son los enigmas que hoy todavía prevalecen. Pero si bien es cierto, existen diferentes estudios que demuestran que el no dormir lo suficiente puede perjudicar al sistema inmunológico, al sistema nervioso, a la coordinación, al temor, a la concentración y algunas personas pueden incluso tener alucinaciones. Durante el sueño se regeneran muchas células, por ejemplo las de la piel, y también está relacionado, tanto en niños como en adultos, con la secreción de la hormona del crecimiento.

En Maxcolchon hemos elaborado algunas sugerencias para intentar conseguir un buen descanso, son las siguientes:

  • No pases mucho tiempo sin dormir. Sé constante en las horas de acostarte y levantarte cada día, estés cansado o no.
  • Realiza una moderada cantidad de ejercicio físico durante el día, por ejemplo camina o nada.
  • No bebas té o café por las tardes. Bébete un vaso de leche templada antes de acostarte.
  • Un buen colchón es necesario para obtener un buen descanso. Trata de escoger el colchón adecuado y proporcionarle algunas prácticas para conseguir alargar la vida del colchón.
  • No bebas demasiado alcohol, ya que a pesar de que éste te ayudará a quedarte dormido, casi con certeza te despertarás durante la noche.
  • No comas o bebas demasiado tarde por la noche. Intenta comer más temprano.
  • Si has pasado una mala noche, resiste la tentación de dormir durante las horas del día del día siguiente, ya que si lo haces te resultará más difícil dormir por la noche.
  • Intenta relajarte antes de acostarte. Tu médico te ayudará a practicar alguna técnica de relajación.
  • Si algo te preocupa y no hay nada que puedas hacer al respecto en ese momento, intenta escribir sobre ello antes de irte a la cama y convéncete a ti mismo de que tratarás con el problema al día siguiente.
  • Si no puedes dormir, no te quedes en la cama preocupado por ello, levántate y haz algo que encuentres relajante como puede ser leer, ver la T.V., o escuchar música tranquila. Después de un rato te sentirás lo suficientemente cansado como para regresar a la cama.
  • “Desconecta” reduciendo la intensidad de la iluminación. La luz le indica al cerebro que hay que estar despierto. Antes de acostarte, mantente alejado de luces fuertes (incluyendo la pantalla del ordenador), y medita o escucha música suave para ayudar a tu cuerpo a relajarse.
 

Sigue estas recomendaciones y obtendrás un mejor sueño, que se traduce en un mayor y más efectivo descanso.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?