Diferencias entre somieres kanguro y camas nido

Diferencias entre somieres canguro y camas nido

Tanto los somieres canguro como las camas nido son soluciones muy útiles y valoradas, puesto que ofrecen la posibilidad de contar con dos camas en un dormitorio, pero ocupando únicamente el espacio de una sola. Este tipo de camas se utilizan muy a menudo en dormitorios infantiles en los que habitualmente solo duerme un niño, pero que de forma esporádica puede interesar contar con visita. También son perfectas para habitaciones de invitados, en las que se duerme únicamente de forma puntual, y que con este tipo de cama se ofrece espacio para más de un adulto.

Ambos tipos de somieres cubren la misma funcionalidad. Sin embargo, sus características y apariencia son considerablemente diferentes. Los somieres canguro se componen de un somier que cuenta con patas de mayor altura para dejar espacio a un segundo somier con patas plegables. Para que la segunda cama pueda introducirse bajo la primera, es importante tanto la mayor altura de las patas como que éstas dejen libre uno de los laterales por los que el somier de abajo y arriba puede acceder y desplazarse.

Por su parte, el somier inferior cuenta con patas plegables, que permiten que la cama pueda quedar a ras de suelo para guardarse bajo la superior cuando no vaya a utilizarse. Cuando se quiere usar ambas camas, simplemente hay que extraer el somier inferior y desplegar las patas para que ambas camas queden a la misma altura. Para ello, resulta importante que las patas de la cama inferior cuenten con ruedas. Para facilitar su colocación, las patas incorporan unos muelles, que permiten que las patas se desplieguen automáticamente con tan solo levantar el somier.

Al igual que existen los somieres canguro, también puedes optar por una versión en base tapizada. Una alternativa a los canguro son las camas que se conocen como nido. Con este nombre se denomina a los tipos de cama que cuando se encuentran cerradas conforman un único cajón. El soporte para el colchón, tanto para la parte superior como la inferior, suele ser una base tapizada. La ventaja de las camas nido se encuentra en su cuidada estética. El cajón que las compone se tapiza en distintos materiales y colores por lo que se convierten en elementos decorativos de valor. Al extraer el cajón de la cama nido, la cama de abajo también se despliega para colocarse a la misma altura que la superior, pudiendo formar una cama doble.

Camas nido

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?