Cómo elegir el mejor canapé para ti

Existen una serie de claves fundamentales que te ayudarán a elegir un buen canapé, teniendo en cuenta no solo su diseño, que muchas veces es lo que más nos condiciona, sino además sus características técnicas y funcionalidades. Te resumimos las claves para elegir el mejor canapé para ti según tus preferencias:

COMPOSICIÓN DE UN CANAPÉ

El condicionante más importante que debe primar a la hora de escoger tu canapé es su composición, que determinará su calidad, resistencia y durabilidad. Muchas veces un precio llamativo o un diseño puntual pueden cautivarnos y hacer que nuestra decisión de compra no sea la más correcta, pues al final lo que realmente queremos es que nuestro canapé no nos dé ningún tipo de problema y aporte un buen soporte para nuestro colchón y un espacio de almacenaje funcional y resistente.

Estructura

La estructura de un canapé es lo que entendemos por “cajón”, donde irán guardadas nuestras cosas, y que además servirá de apoyo para nuestro colchón, por lo que debe ser firme y resistente para evitar deformaciones, hundimientos o problemas de estabilidad. La mejor opción es optar por una estructura de acero resistente o de madera DM o aglomerado de alta calidad.

Fondo

El fondo del canapé soportará el peso completo de la cama y de los productos que almacenemos en él, por lo que también es importante que sea resistente y sólido. La mejor opción es que el fondo de tu canapé sea de aglomerado de madera.

Tapa

La tapa del canapé debes considerarla como el soporte directo de tu colchón, es decir, debe ser más similar a una base tapizada o somier, que a la puerta de un armario en sí, puesto que su principal función es la de aportar un soporte de calidad para tu colchón. Existen algunos canapés o muebles cuya tapa es muy bonita porque es completamente de madera barnizada o lacada, o de materiales que llaman mucho la atención a nivel estético pero que, sin embargo, impiden la transpiración del colchón. No debes olvidar que la tapa de tu canapé debe ser ante todo resistente y transpirable. Generalmente la mejor tapa combinará una estructura resistente de acero o de aglomerado de madera con tejido 3D o Damasco que permita su correcta transpiración.

Apertura

El sistema de apertura de nuestro canapé abatible no sólo debe ser práctico y facilitarnos su apertura, sino que además debe ser seguro. El mejor sistema que garantiza seguridad y facilidad de apertura es el hidráulico, a través de pistones de gas, y que además suelen ser silenciosos. El tipo de apertura del canapé puede ser frontal o lateral, y dependerá de las necesidades de cada uno y de las posibilidades técnicas. Los canapés de apertura lateral suelen utilizarse en camas de cuerpo individual (80, 90 o 105 cm de ancho) y en habitaciones pequeñas en las que es más funcional una apertura a modo baúl que la apertura frontal estándar. Debes tener en cuenta que en las camas de gran tamaño, de anchos a partir de 160 cm, la tapa puede estar partida y el sistema de apertura ser individual para cada lecho y además contemplar dos estructuras gemelas. Lo importante en estos casos es que toda la base en la que va apoyarse el colchón tenga un sustento firme y completo para garantizar que no habrá hundimientos ni deformaciones.

Patas

Los canapés abatibles pueden disponer de patas que elevarán la estructura ligeramente o pueden ir hasta el suelo, apoyando su base sobre unos pequeños fieltros o gomas para no dañarlo. La elección de un tipo u otro de canapé es personal y viene dada sobre todo por la estética que más guste o por lo que a cada uno le suponga más práctico a la hora de limpiar.

CAPACIDAD DE UN CANAPÉ

La capacidad de un canapé podemos encontrarla medida en litros o en su altura interior. Dependiendo del grueso de la estructura del cajón, la altura interior diferirá un poco de la exterior, y es en la primera en la que debemos fijarnos para valorar cuánta capacidad tiene el canapé que queremos comprar. No hay que olvidar que su capacidad también dependerá del tamaño de la cama, lógicamente.

DISEÑO DEL CANAPÉ

El diseño suele ser lo que prima a la hora de elegir un canapé abatible, junto con el precio, y aunque no debería ser lo que más nos condicione para tomar una decisión, lo cierto es que a todos nos importa que nuestro dormitorio quede bonito. Existen diferentes tipos de canapés a nivel estético, siendo los principales los canapés tapizados y los canapés de madera.

Canapés tapizados

Podemos encontrar canapés abatibles tapizados en tejidos como polipiel, terciopelo, chenilla o microfibra, y la elección de uno u otro dependerá de los gustos personales de cada uno. A diferencia de los canapés de madera o melaminados, los canapés tapizados ofrecen más posibilidades en cuanto a diseño y variedad de colores que, además, pueden combinarse con el tapizado de otros elementos del dormitorio, como el cabecero.

Canapés de madera

Los canapés de madera ofrecen un estilo más rústico, pero hoy en día ya los encontramos con diferentes diseños que consiguen un ambiente clásico o un estilo moderno, según el tipo de madera utilizada. Estos canapés quedan muy bien en habitaciones con elementos de madera o decoradas con ambientes rústicos o vintage.

APERTURA DEL CANAPÉ

Una de las ventajas del canapé abatible es que puede utilizarse como armario supletorio o baúl. Dependiendo de la distribución del dormitorio y del tamaño, a veces necesitaremos una apertura frontal y otras veces una apertura lateral (en camas de hasta 105 cm). La elección de un tipo de apertura u otra depende de lo que sea más funcional y práctico según el dormitorio.

MONTAJE DE UN CANAPÉ

Existen distintos tipos de fabricación de los canapés que requerirán un tipo de montaje u otro, aunque por lo general no se trata de un mueble muy complicado de montar. Hoy en día se fabrican casi siempre pensando en que una persona particular pueda montarlo sin excesiva complicación. Algunos canapés llevan su sistema en kit con todos los elementos necesarios para el montaje, y otros requieren necesariamente de la intervención de un instalador experto. Nuestra recomendación es que permitas que te realice la instalación un profesional siempre que sea posible, porque así te asegurarás estar previniendo futuros problemas por un montaje incorrecto.

GARANTÍA DE LOS CANAPÉS ABATIBLES

La garantía de un canapé es fundamental para tu tranquilidad, y por ello debes exigir que el producto que vas a comprar especifique que dispone de una garantía de dos años tal y como establece la ley. Otro tipo de información que debes contemplar es que el propio producto o la factura del mismo especifiquen quién lo ha fabricado, ya que en los productos de baja calidad importados de países asiáticos sólo encontrarás una referencia de la empresa importadora. Este tipo de productos de importación no suelen disponer de garantías legales, y en caso de tener algún problema con el producto puedes encontrarte con muchas pegas. El fabricante del canapé que decidas adquirir debe ser reconocido o tener una experiencia avalada e inspirarte confianza.

Productos recomendados