Guía para instalar el cabecero

Los cabeceros comenzaron como un elemento decorativo que impregnaba personalidad a los distintos dormitorios. Con los avances tecnológicos del sector, hoy en día se han convertido también en un reposacabezas para poder leer o ver la tele desde la cama, para evitar golpearnos con la pared mientras dormimos y, sobre todo, para protegernos de partículas poco higiénicas que pueden cohabitar en nuestras paredes.

¿Qué tipos de cabeceros hay en el catálogo de Maxcolchon?

 
 

Atendiendo al catálogo de Maxcolchon y a su clasificación por dimensiones, encontraremos dos tipos diferentes de cabeceros. En primer lugar, disponemos de los cabeceros cuya altura no supera los 75 centímetros. Una compra más que probable para un modelo que ha de colgarse en la pared del dormitorio.

En segundo lugar, disponemos de cabeceros que se pueden ubicar en el suelo, simplemente apoyándolos en él. En este caso estamos hablando de modelos de más de 120 centímetros de altura. Unas dimensiones que les facilita la simple sujeción en el suelo sin ningún tipo de instalación y sin la ayuda de herramientas.

Tipos de cabeceros de Maxcolchon
 

Instrucciones para colgar tu cabecero a la pared

 
 

En primer lugar, a la hora de adquirir un modelo con esta altura debes tener en cuenta que los instaladores de Maxcolchon no disponen del permiso de agujerear las paredes de las viviendas de los clientes. Basándonos en esta premisa y en lo sencillo que resulta su instalación, invitamos a los durmientes y usuarios a que sean ellos mismos los que se atrevan con su colocación. Tan solo han de seguir estas instrucciones:

  1. Empieza por elegir dónde vas a poner el cabecero.
  2. Con la ayuda de un nivel y un metro, fija los puntos donde irán ubicados los sistemas soporte que casarán con el anclaje ubicado en la parte trasera del cabecero.
  3. Realiza los agujeros necesarios con la ayuda de un taladro y atornilla los sistemas de soporte.
  4. Con la ayuda de otra persona, encaja los anclajes del cabecero a los sistemas de soporte ubicados en la pared.

Ya tienes tu cabecero instalado. Ahora solo te queda disfrutar de él y descansar en tu equipo de descanso Maxcolchon.

Instrucciones para colgar un cabecero a la pared
 

Los cabeceros más fáciles de instalar

 
 

Los cabeceros que superan los 120 centímetros de altura no requieren de ningún tipo de sujeción en la pared. Estos modelos, al no tener que instalarlos ni colgarlos, se bastan de un simple sistema de sujeción que se ayuda del propio suelo. Para la colocación de este tipo de cabeceros, solo hay que seguir estas instrucciones:

  1. Apóyalo directamente contra el suelo. Gracias a su propia fisionomía, los cabeceros ya diseñados para superar la altura de la cama.
  2. Sitúa el cabecero centrado respecto a la cama. Es, posiblemente, la única indicación que has de seguir a la hora de colocar este tipo de cabeceros. Centrándolo respecto a la propia cama, la protegerás de la pared en toda su extensión. Todo ello mientras dejas un margen simétrico entre ambos lados de la cama. Practicidad y estilismo en un sencillo paso.
Tipos de cabeceros de Maxcolchon