Hábitos para mejorar el descanso

Un buen descanso pasa por una rutina saludable. Pese a que sin un buen colchón es prácticamente imposible que tengas un sueño de calidad cada noche, tu día a día es un punto vital. Antes que nada, hay una cosa que debes saber: es muy difícil que seas capaz de dormir bien si no tienes unos hábitos de vida sanos. Para que tu rutina diaria te ayude a tener un buen descanso, hay unos cuantos puntos que debes controlar.

  1. Mantén horarios fijos. Intenta alterar lo menos posible tus horarios de descanso, ya que variar tu rutina de horas de sueño acabará llevando a tu reloj biológico por el camino de la locura. Será fundamental que definas tu rutina variando lo menos posible la hora de despertarte, la hora de irte a dormir y las comidas diarias que hagas.
  2. Nada como una dieta equilibrada. Cuidar las comidas es un punto importantísimo para tener una buena rutina de descanso. Reparte adecuadamente los nutrientes y evita el exceso de grasas y de comida rápida. Para que puedas conciliar el sueño con facilidad y no pases una mala noche, ten cuidado con la cena. Lo mejor que puedes hacer es apostar por una cena ligera, con proteínas bajas en grasas, que así produzcan melatonina, la hormona del sueño. Si quieres darte un lujo y tener una comida copiosa, no la hagas en la cena, ya que puede provocarte insomnio.
  3. La actividad física mejora el día a día. Tanto por la mañana como por la tarde, el deporte hace que tu rutina sea mejor. Pese a que la mejor franja horaria posible es por la mañana, también te recomendamos que si puedes sacarle un rato antes de cenar, lo hagas. Lo que sí te desaconsejamos es que hagas deporte justo antes de irte a la cama, ya que es clave dejar un margen de dos horas entre ambas cosas. Encuentra un hueco para el deporte en tu agenda semanal y verás que tu descanso mejorará.
  4. Tu habitación, ordenada. La habitación es el lugar de la casa donde pasas más tiempo. Debes saber que tu dormitorio ha de ser un lugar que transmita seguridad, paz y comodidad. Es muy difícil que puedas dormir bien en una habitación desordenada y que no te transmita la tranquilidad necesaria.
  5. ¿Qué haces antes de dormir? Tu rutina justo antes de acostarte es muy importante ya que estás en el proceso de relajación previo al sueño. Te recomendamos que evites actividades estresantes o que alteren tu tranquilidad, y que apuestes por cosas más calmadas. ¿Qué cosas podrías hacer? Ver una película, leer un libro o hacer ejercicios relajantes son tres de las mejores alternativas que podemos darte. Si quieres conciliar bien el sueño, es recomendable que te vayas a dormir sin preocupaciones en la cabeza.

Como puedes ver, un buen descanso pasa por ti, y por tu día a día. Con unos hábitos de vida saludables es más sencillo conciliar el sueño y tener una buena rutina de descanso. Dormir bien cada noche mejora tu día a día y te ayuda a afrontar cada día con más ánimo y energía, además de tener consecuencias positivas para tu salud.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?