Historia del viscoelástico

El material viscoelástico fue desarrollado por la NASA; nació como un resultado de un programa espacial, pero fue a principios de los 90 cuando los investigadores lograron incorporarlo al mundo de los sistemas de descanso.

Hoy en día se utiliza en muchos hospitales, incluso podríamos afirmar que posee un efecto curativo por el hecho de aliviar la presión en zonas delicadas e inflamadas. Una de las necesidades primordiales de nuestro cuerpo es que cuanto más profundo y sin interrupciones sea el descanso, mayor será el efecto reparador, lo cual se ha conseguido con la incorporación de la viscoelástica a los equipos de descanso. Diversos estudios revelan que hay varias causas que nos pueden hacer salir de la fase del sueño profundo. Una de ellas sería la presión que ejerce la superficie de descanso en nuestro cuerpo, hasta el punto de obligarnos a cambiar de postura.

Este movimiento provoca "microdespertares" que nos hacen salir de la fase profunda, perturbando así la calidad de nuestro sueño. Con el material viscoelástico conseguimos eliminar esa presión, ya que es un material perfectamente adaptable a nuestro cuerpo, permitiendo mantenernos más tiempo en la fase óptima del descanso. Los especialistas, con sus investigaciones, han comprobado que el colchón óptimo para descansar no debe ser ni duro ni blando.

El material viscoelástico está formado por células abiertas que permiten el paso del aire, garantizando una ventilación e higiene óptimas. Debido a su alta tecnología y desarrollo, los colchones de viscoelástica se adaptan al cuerpo del durmiente totalmente, mientras que otros colchones obligan al cuerpo a adaptarse al colchón.

Los colchones de viscoelástica están formados por dos capas. La superior, compuesta de la viscoelástica, y la inferior formada por un material llamado HR (HIGH RESILIENCE), que es una espuma de poliuretano de alta densidad que es indeformable, es la que se encarga del equilibrio y la resistencia del conjunto.

Actualmente, la sociedad es más consciente de la importancia de elegir un buen sistema de descanso, para evitar muchos dolores corporales cansados por la elección incorrecta de un colchón o almohada. Se ha comprobado que las presiones ejercidas en nuestro cuerpo por la superficie donde descansamos provocan dolor corporal. Gracias a la viscoelástica, podemos evitar todos esos puntos de presión, mejorando así la calidad de nuestro sueño. Por este motivo, te invitamos a que descubras nuestra gama de viscoelásticos, tanto de colchones, como de almohadas.


Lo MAX vendido
X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?