8 ejercicios para aliviar la tensión en el cuello

May 13, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

El dolor cervical es uno de los males más extendidos entre la población. La falta de actividad física, el estrés, los malos hábitos adquiridos en cuestiones tan básicas como sentarse correctamente o, principalmente, la mala higiene del sueño, pueden ser algunas de sus causas. Para hacer frente a estos dolores tan comunes, existen una serie de consejos en forma de ejercicios que nos valdrán para aliviar la tensión en el cuello. Ponlos en práctica con un poco de constancia y algo de energía y comprobarás que funcionan.

Estiramiento de cuello

Este primer ejercicio proporciona un estiramiento muy profundo en la zona superior de la espalda y en la parte más baja del propio cuello.

– Siéntate en una silla o en suelo.

– Junta las manos por detrás de tu cabeza.

– Baja la cabeza de manera muy suave, acercando la barbilla a tu propio pecho.

– Mantén esta postura durante medio minuto, para luego volver muy lentamente a la posición original.

– Por último, suelta las manos.

Estiramiento de los laterales del cuello

– Como en el ejercicio anterior, siéntate de manera cómoda en el suelo (o, por defecto, en una silla).

– Coloca tu mano derecha en la parte superior de tu cabeza y tira suavemente hacia la derecha.

– Con la espalda bien recta, relaja los hombros.

– Mantén esta postura por unos 30 segundos y regresa de manera suave a la posición inicial.

– Para ejercitar el lado izquierdo, repite el ejercicio hacia ese lado.

Enhebrar la aguja

Se denomina así por su parecido con el acto de coser. Este ejercicio libera mucha tensión en la parte superior de la espalda y en los omóplatos.

– Apoya tus manos y tus rodillas sobre el suelo, poniéndote a cuatro patas.

– Desliza el brazo derecho con la palma de tu mano hacia arriba, de modo que quede entre tu brazo izquierdo y la pierna, girando así el cuerpo hasta que tu cabeza toque el propio suelo.

– Mantén esta postura durante medio minuto.

– Repite el ejercicio, pero hacia el lado izquierdo.

La famosa postura de “cara de vaca”

Este completo ejercicio es válido para diversos músculos, entre ellos el cuello y los hombros.

– Levanta tu brazo derecho en línea recta para después doblarlo y llevarlo detrás de la cabeza.

– Coloca tu mano izquierda detrás de la espalda y levántala lo suficiente para sujetar tu mano derecha.

– Mantén esta postura durante 10 segundos

– Repite el ejercicio con el lado contrario.

Rotación de hombros

Este ejercicio liberará la tensión acumulada en tus hombros.

– Ya sea de pie o sentado en el suelo, mantén tu espalda y cuello bien rectos.

– Levanta tus hombros y gíralos hacia atrás y hacia abajo de manera suave, hasta que tu barbilla forme una especie de papada.

Ejercicio de la toalla

Esta práctica, bastante delicada, liberará la tensión de tu cuello, pero solo ha de practicarse si no te produce ningún tipo de dolor.

– Túmbate de manera que tu cabeza quede colgada.

– Coloca una toalla enrollada en la parte más inferior de tu cabeza.

– Mantén esta postura durante unos diez minutos, aproximadamente.

Ejercicio de estiramiento con los brazos cruzados

Con esta práctica que hay que realizar de pie, no solo ejercitarás tus hombros y el cuello, sino también los bíceps.

– Separa tus pies de modo que queden a la misma distancia que tus hombros.

– Empuja tu brazo izquierdo con tu mano derecha, justo por encima del codo, de manera que acerques el brazo al propio cuerpo.

– Tras mantener esta posición no más allá de 20 segundos, repite el ejercicio pero con el lado contrario.

Brazo contra la pared

Este ejercicio es perfecto para liberar la tensión de tus hombros.

– Coloca tu brazo derecho contra una pared, poniendo la palma de tu mano sobre su superficie.

– Realiza una presión de tu hombro contra la pared a la vez que alejas tu pecho.

– Mantén esta postura durante medio minuto.

– Repite el ejercicio con el brazo izquierdo.