Ponnos cara: Rosa, asesora del descanso en Maxcolchon Central

Oct 11, 2020 | NOTICIAS MAXCOLCHON |

El asesoramiento personalizado y la atención a la hora de ayudar a los clientes para ofrecerles el mejor descanso es uno de los puntos que Maxcolchon cuida día a día. Además de los más de 75 puntos de ventas físicos, también contamos con nuestra tienda online, donde un grupo de profesionales trabaja para acercar el descanso a cada hogar.

Hoy te presentamos a Rosa, asesora de Maxcolchon Central, quien nos habla de su experiencia y de las preferencias de los clientes a los que ayuda.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Maxcolchon?

Lo que más me gusta es que es una empresa muy familiar y cercana que está creciendo mucho.  Aquí nos llevamos todos muy bien, me encanta el ambiente que hay y la forma de trabajar en equipo. Además, disfruto hablando con los clientes y vendiendo los productos. Cada día aprendo cosas nuevas. Antes estaba en tienda y también me gustaba mucho el trato con el cliente.

¿Qué es lo que más te preguntan los clientes cuando llaman para buscar asesoramiento sobre un colchón? ¿Cuáles son sus mayores dudas?

Me preguntan mucho sobre las diferencias entre los materiales: viscoelástica, muelles…También quieren saber qué transpira más, sobre todo por el tema del calor, y cuál es la firmeza más adecuada para aquellos que padecen dolor de espalda. Llama mucha gente que tiene este problema buscando un colchón que les alivie el dolor para conseguir descansar mejor.

 

¿Cómo ayudas a los clientes en ese asesoramiento?

Yo indago para asegurarme de cuáles son sus verdaderas necesidades en el descanso. Les pregunto de todo: cómo les gusta dormir, qué dolores tienen…Les saco información y así puedo ofrecerles lo que más se ajusta a ellos.

¿Qué es lo que más destacan los clientes de los productos de Maxcolchon?

Sobre todo la comodidad y la calidad. Muchas veces nos dejan opiniones o incluso nos llaman para comentarnos que desde que han comprado en Maxcolchon duermen mucho mejor. Con lo importante que es dormir bien…Creo que esto es muy positivo.

A la hora de escoger la base para el colchón, ¿qué es lo que más les preocupa a los clientes? ¿Qué preguntas te hacen sobre eso?

Depende. Hay gente que busca un almacenaje extra, otros quieren algo más sencillo…Si es un canapé se interesan por la capacidad de almacenaje y por si lleva hidráulicos para que sea más cómodo levantarlo. Si es una base te preguntan más sobre los tejidos y sobre cómo se limpian. Lo mejor es explicar todos los materiales porque esta decisión depende mucho de los gustos personales.

¿Hay mucha diferencia entre asesorar telefónicamente y hacerlo en persona?

Muchísima. Yo he estado en los dos sitios y he de decir que, sin quitarle ningún mérito a las que lo hacen en tienda, es más complicado hacerlo por teléfono porque la persona no está probando el producto. Se lo tienes que explicar visualmente, hablando mucho de las sensaciones, de cómo es el colchón, de lo que notas al tumbarte…Es diferente.  A día de hoy me gusta más asesorar telefónicamente porque es todo un reto y a mí me encantan los retos.

Muchas veces nos dejan opiniones o nos llaman para comentarnos que desde que han comprado en Maxcolchon duermen mucho mejor

¿Por qué crees que los clientes nos confían su descanso?

Porque tenemos unas dependientas y un departamento comercial que te asesora en todo y busca siempre lo mejor para el durmiente. Somos muy cercanas y amables. Además, por la empresa en sí, que empezó desde cero y se ha convertido en una empresa muy conocida que fabrica productos de calidad a precios competitivos.

¿Cuál es tu producto favorito del catálogo?

Yo duermo en el colchón Just Sleep One, por lo que ahora mismo es mi favorito. Duermo de maravilla y lo recomiendo totalmente. Además, me gusta mucho el Sojamax, que será mi futuro colchón. Tiene una adaptabilidad muy buena y para aliviar los dolores de espalda es el mejor.

Cuéntanos una anécdota que hayas vivido en tu puesto de trabajo.

Ahora mismo recuerdo una de cuando estaba en la tienda. Un cliente me comentó que él hacía el amor todas las noches y que tenía que probar el colchón en todas las posturas posibles. Así que se puso sobre el colchón en varias posiciones. ¡Incluso se puso a botar en él!