¿Qué alimentos evitar antes de ir a dormir?

Ago 6, 2018 | ALIMENTACION, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Anteriormente os explicamos qué alimentos eran apropiados para antes de ir a dormir. Ahora, os contamos cuáles no son recomendables para antes de hacer el descanso nocturno. Generalmente, son de digestión pesada y pueden producir insomnio. Es totalmente desaconsejable evitar las cenas copiosas, con excesos de grasas, proteínas y cargas. O dicho de otra manera: ¿Qué no debemos cenar en antes de ir a a la cama?

1.

La comida rápida, mejor no. ¿Quieres cenar y te sientes atraído por una buena hamburguesa? Piénsalo dos veces. Caer en la tentación hace que te sientas pesado y te cueste conciliar el sueño debido a su grasa saturada. Las grasas saturadas facilitan la vigilia. Al ser una comida pesada, su digestión también lo es. Esto provoca que el aparato digestivo tenga más trabajo, lo que nos dificulta conciliar el sueño.

2.

¿Atraído por el delicioso sabor de la pizza? Es mejor que la evites. La salsa de tomate de la base puede producirnos acidez o dolor de estómago. Además, el queso por la noche puede provocar pesadillas. Es recomendable evitar la pizza nocturna, por difícil que sea.

3.

Es más que recomendable abstenerse de la comida picante. El picante provoca molestias que se notan en el aliento, por mucho que se laven los dientes. El ardor de estómago que pueden crear hace que cueste dormir.

4.

Otro aspecto óptimo es restringir la ingesta de azúcar. Una costumbre muy extendida a la hora de cenar es tomar un tazón de leche con cereales o galletas. Sin embargo, es recomendable revisar el contenido de fibra y azúcar. Es una comida que se digiere muy rápido y el alimento de glucosa en la sangre puede alterar nuestro sueño.

las bebidas otro aspecto a tener en cuenta

No sólo es importante tener en cuenta qué vamos a comer en nuestra cena, sino que es necesario revisar la bebida. ¿Qué bebidas es necesario evitar?

1.

Los refrescos con gas y/o caféina. La cola es un ejemplo perfecto de bebida que no se debe ingerir antes de dormir. Si además tiene azúcar, estimula el sistema nervioso y provoca que se esté alterado antes de dormir.

2.

Las bebidas alcohólicas. Pese a que el alcohol causa somnolencia y hace que conciliar el sueño sea fácil, provoca despertares a mitad noche, aunque sea a orinar. La intoxicación etílica interfiere en el descanso ya que altera los patrones de sueño naturales. Además, hace que el durmiente se deshidrate y necesite levantarse para beber agua, y propicia un despertar con dolor de cabeza. Dormir tras ingerir alcohol es un sinónimo casi inequívoco de resaca. Piensa bien cuantas copas de vino o cervezas puedes tomar de noche, si no quieres alterar tu descanso.

3.

El zumo de naranja tampoco es una buena opción. Pese a ser una bebida sana, contiene mucho ácido y provoca problemas de reflujo. Es recomendable sustituirlo por una pieza que contenga carbohidratos o fibra, como por ejemplo la manzana.

Como es de sobra sabido, el café es totalmente desaconsejable. No debe tomarse café en las últimas tres horas previas a acostarnos. La cafeína activa el sistmea nerviosa y causa insomnio.