¿Cómo colocar un cabecero?

24 de octubre de 2018

Un cabecero es un elemento con muchas utilidades para la habitación, más allá de la función estética. ¿Cómo se colocan para que hagan una función protectora de la cama? Esto dependerá de su altura. Los cabeceros de Maxcolchon tienen dos tipos de altura: de 75cm y de más de 120cm. Los de 75cm se cuelgan de la pared y los de 120cm tienen la altura necesaria para colocarse sin ningún tipo de sujeción.

Los cabeceros de 75cm deben colgarse de la pared. A la hora de hacer esta instalación, debes agujerear la pared para poner dos puntos o tacos de soporte, que casen con las anillas ubicadas en la parte trasera del cabecero. Es imprescindible asegurarse de realizar los agujeros de manera correcta, adecuadamente alineados y la altura necesaria. Utilizar un metro y señalar las zonas es un método cuidadoso para evitar instalaciones defectuosas. De esta forma se consigue que ambas partes casen y que la sujeción del cabecero le permita hacer sus funciones.

Por otra parte, los cabeceros de 120cm o 130cm no necesitan un sistema de sujeción junto a la pared. Estos cabeceros pueden apoyarse directamente en el suelo, ya que están preparados para la altura de la cama. En este caso, es recomendable dejar el cabecero centrado, para que así pueda proteger toda la cama y ofrecer un margen de espacio igual por ambos costados. Así, además de cumplir en su función protectora, aportan una estética uniforme al resto del dormitorio.

Pese a que la mayoría de cabeceros de Maxcolchon llegan al suelo, hay tres modelos que tienen la opción de ser colgados de la pared: Paris, Ibiza y Just Sleep. Estos tres cabeceros van colgados y necesitan una sujeción óptima.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?