¿Cómo decorar con cabeceros de cama?

04 de enero de 2019

Un cabecero de cama es un producto que complementa tu equipo de descanso y cumple dos grandes objetivos: proteger de la pared y mejorar la decoración del dormitorio. Los cabeceros cumplen con su papel de marcar la estética de la habitación. El cabecero en la pared, justo detrás de la cama, ayuda a mejorar la decoración del dormitorio.

Los cabeceros de cama pueden colocarse colgados o de pie. Los cabeceros colgados, de una altura de 75cm, se cuelgan de detrás de la cama, siendo más compactos para el espacio de la habitación. Por otro lado, los cabeceros de pie cuentan con una altura aproximada de entre 120 y 130 centímetros, protegiendo todo el conjunto de descanso de la pared. Esta opción es menos compacta, pero asegura una mejor protección. En cuando a la decoración del dormitorio, ambas opciones de cabecero mejoran la decoración y la estética de la habitación al completo.

¿Qué punto marca la diferencia en un cabecero de cama? Sin duda, el tejido que escojas para tapizarlo. El catálogo de cabeceros de Maxcolchon cuenta con tejidos en polipiel, chenilla y terciopelo, cada uno con distintos colores. Es recomendable escoger el tapizado que mejor combine con la estética del dormitorio, creando un mestizaje adecuado para el resto de la habitación. El color de la pared y el diseño de tu edredón son dos puntos muy importantes, junto al resto de muebles y objetos que complementen tu dormitorio.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?