¿Cómo duermen los austronautas?

31 de octubre de 2017

Tras un largo día de trabajo, no hay nada mejor como una noche de descanso placentero. Esto no cambia, te encuentres en la tierra o en el espacio. Los astronautas también requieren de sus horas de sueño para poder cargar las pilas y estar listos para el siguiente día de trabajo. La microgravedad del espacio obliga a los astronautas a dormir atados en sacos para evitar que floten y vayan dando tumbos mientras descansan.

Las características del espacio hacen que las condiciones para dormir cambien considerablemente. Para empezar no existe un arriba o abajo por lo que los astronautas podrían dormir en cualquier posición, incluido boca abajo como un murciélago. Debido a la microgravedad, no es posible dormir en una cama como lo hacemos en la tierra, puesto que no solo saldrían flotando de la cama, sino que la propia cama iría navegando por la nave y chocando con todo.

La solución son sacos de dormir, en los que los astronautas se atan, dentro de cabinas individuales a modo de camarote. Habitualmente, dentro de su horario diario cuentan con 8 horas reservadas para dormir y recargar energías de cara a la jornada de trabajo del día siguiente.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?