¿Cómo duermen las jirafas?

18 de diciembre de 2017

A pesar de ser el animal más alto del planeta, las jirafas son los mamíferos terrestres que menos necesitan dormir. De hecho, hasta los años 50 se tenía la creencia que las jirafas no dormían en absoluto. Durante un día las jirafas necesitan únicamente una media hora de sueño.

A pesar de ser el mamífero más alto, las jirafas no dejan de ser una presa para los grandes depredadores con los que comparten territorio. En consecuencia y como resultado de la evolución, las jirafas han ido adaptando alguno de sus hábitos. Debido a su aparatoso tamaño, a las jirafas les resulta complicado algo tan sencillo y necesario para dormir como acostarse y levantarse. Así pues, en un hábitat con tantos depredadores, dormir resulta un gran inconveniente y las jirafas se han acostumbrado a reducir su necesidad de sueño al mínimo.

En sus primeras semanas de vida, las jirafas se acuestan con sus piernas plegadas bajo el cuerpo y giran el cuello para apoyar la cabeza en su propio trasero. Llegados a la edad adulta y con el cuerpo desarrollado, también pueden dormir en esta posición, pero raramente lo hacen durante más de cinco minutos. En la mayoría de ocasiones, las jirafas duermen de pie, igualmente con el cuello girado y apoyándolo sobre ellas mismas. En otras ocasiones, entran en un estado de medio sueño, en el que estando de pie, se mantienen totalmente rectas y erguidas y con los ojos medio abiertos. En cualquiera de los casos, las jirafas nunca duermen más de una media hora al día y siempre en tramos cortos de pocos minutos.