¿Cómo duermen las parejas y cuál es su significado?

11 de diciembre de 2017

La forma y postura en la que se duerme puede decir mucho sobre la personalidad de cada individuo. Por ejemplo, está comúnmente extendido que las personas que duermen boca arriba tienden a ser más reservadas o discretas, mientras que los que duermen boca abajo suelen ser más abiertos y espontáneos.  En el caso de las parejas, la postura es aún mucho más reveladora, puesto que al quedarnos dormidos es el subconsciente el que entra en juego dejando en evidencia el estado real de la relación.

Os presentamos las interpretaciones de las posturas más comunes en la cama.

La cucharita. Es una de las posturas más reconocidas, en la que ambos se colocan de lado sobre el mismo costado y con los cuerpos pegados. Esta postura tiene una connotación sexual importante, al mismo tiempo que demuestra un alto grado de confianza.

La cucharita a distancia. Se trata de una versión de la cucharita en la que los cuerpos no se encuentran pegados el uno al otro. Es habitual de parejas más maduras en las que la sexualidad ya no juega un rol tan importante, pero continúa habiendo un alto grado de confianza.

Persecución. Es otra variante de la cucharita. La postura es prácticamente la misma, con la diferencia de que uno de los durmientes se ha ido a su esquina de la cama en busca de espacio y el otro va en su búsqueda. Podría tener un significado doble, puesto que puede ser indicador de que uno de los miembros de la pareja desea tener más espacio. Por el contrario, también podría significar que busca mostrar indiferencia para atraer la atención de su pareja.

Entrelazados. Es una de las posturas más íntimas en la que la pareja duerme completamente abrazada. No es tan común debido a la dificultad para encontrar la comodidad. Suele producirse en momentos en los que se exaltan los sentimientos, como al inicio de relaciones románticas o tras hacer el amor. No tiene por qué ser señal de una relación en buen estado, puesto que puede ser indicador de una falta de confianza e independencia entre la pareja. Es más común y habla mejor de la relación si la postura entrelazada se mantiene durante unos minutos y posteriormente cada uno pasa a dormir de forma independiente. Demuestra un alto grade de compenetración al mismo tiempo que confianza e independencia.

Cada uno por su lado. Es una de las posturas más habituales en la que la pareja se da la espalda y duermen de forma completamente independiente. Demuestra una clara independencia en la pareja, lo cual no tiene por qué ser mala señal. Si la pareja se encuentra fuerte en el resto de ámbitos, es un claro símbolo de confianza. Una variante de la misma postura, que se produce sobre todo entre parejas más jóvenes, es con un contacto directo de espaldas.

Abrazados. Es una de las posturas más cariñosas en la que uno de los miembros reposa la cabeza sobre el pecho del otro. Revela un alto grado de confianza y amor en la pareja.

Invadiendo el espacio del otro. Se produce cuando uno de los miembros de la pareja se extiende sobre la cama invadiendo el espacio del otro. Es un claro símbolo de egoísmo en el que uno de los miembros de la pareja no tiene en consideración al otro. Al igual que se produce en la cama, es probable que se presente en otros ámbitos de la relación.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar