¿Cómo la falta de sueño aumenta el peso?

22 de octubre de 2018

Invertir en cuidar el descanso es invertir en salud. Un mal descanso o un sueño nocturno insuficiente tienen consecuencias hasta en el metabolismo y en la expresión genética. Un estudio de la Uppsala University de Suecia demuestra como el no dormir bien de forma crónica aumenta el riesgo de ganar peso y de tener diabetes de tipo 2.

El estudio empleó a 15 individuos con un hábito de vida saludable que participaron en dos sesiones de laboratorio con patrones estandarizados. En una sesión los participantes durmieron ocho horas –lo que se considera una noche normal-, mientras que en otra sesión estuvieron despiertos durante toda la noche. La mañana siguiente a cada una de las sesiones se tomaron unas muestras de grasa subcutánea y músculo esquelético que suelen mostrar alteración para la condición diabética o de obesidad.

La muestra, utilizada para distintos análisis moleculares, concluyó que la falta de sueño cambia la metilación del ADN. El estudio afirma que esta metilación no está regulada igual, y se debe a una pérdida aguda del sueño. Esta alteración provocada por la falta de sueño solo mostró cambio en el tejido adiposo, específicamente en los genes que muestran alteración de la metilación a nivel de patologías metabólicas, como la obesidad o la diabetes.

Otra relación entre el aumento de peso y la falta de sueño se produce en las hormonas que regulan el hambre. Según expertos de la Cínica Mayo, la duración del sueño afecta a las hormonas de la grelina y la leptina, que regulan el hambre. Además, cabe añadir que la falta de sueño genera cansancio y frena la predisposición a realizar alguna actividad física.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?