¿Cómo lavar la almohada viscoelástica?

24 de noviembre de 2017

La viscoelástica ha revolucionado el mundo del descanso. Este material es mullido y consigue adaptarse a la forma del cuerpo con el que entra en contacto. Es por ello que las almohadas viscoelásticas resultan muy cómodas y se han popularizado en los últimos años. Sin embargo, se trata de un material muy delicado, por lo que conviene tomar ciertas precauciones a la hora de lavarlas.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que las almohadas viscoelásticas no deben meterse en la lavadora o secadora ni tampoco debe mojarse ni frotarse. Es especialmente importante que no la metas en la lavadora, puesto que rompería tu almohada en pedazos. Así pues, la viscoelástica no ofrece muchas posibilidades en cuanto a su lavado.

En el caso de que se nos haya derramado algún líquido sobre la almohada, es importante actuar lo más rápidamente posible. Intenta drenarlo tanto como puedas presionando una toalla seca sobre la zona mojada. Una vez no consigas sacar más líquido, asegúrate de que se mantiene ventilada hasta que se seque completamente. En este caso puedes utilizar algún ventilador. No cubras ni utilices la almohada hasta haberte asegurado de que está completamente seca. Cualquier parte con humedad se convertirá en un foco de hongos o bacterias. En el caso de que haya manchas en la almohada, mezcla agua y detergente para prendas delicadas en un recipiente. Moja una toalla de algodón en la mezcla y pásala por la mancha suavemente. Para finalizar, sécala como explicado anteriormente.

Si la almohada presenta malos olores, recomendamos dejarla al sol y ventilada. La mezcla del calor de la luz solar y el aire neutralizará el mal olor. Si el mal olor persiste, como puede ser el caso de los olores fuerte como la orina, puedes rociar el foco del olor con una mezcla de agua y vinagre. Utiliza una botella de spray para asegurarte de que rocías muy poca cantidad. Déjalo reposar durante 5 minutos y acto seguido sécalo muy suavemente con una toalla limpia. Posteriormente déjalo reposar toda una noche con bicarbonato y aspíralo a la mañana siguiente.

Como puedes comprobar, la viscoelástica resulta bastante delicada para su lavado. Por ello, te recomendamos que prevengas utilizando fundas impermeables y transpirables como la Tencel.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?