¿Cómo lavar un nórdico?

09 de marzo de 2018

Una de las ventajas de los nórdicos es la comodidad con la que se les puede cambiar y lavar las fundas. Al igual que se hace con las sábanas, las fundas nórdicas deben cambiarse con una periodicidad semanal aproximadamente. Mientras que las fundas protegen al relleno nórdico, evitando el contacto directo con el mismo, también es recomendable lavar los rellenos.

Al igual que con cualquier otra pieza de tejido, el primer consejo es siempre consultar la etiqueta. En muchos rellenos nórdicos te encontrarás que se recomienda el lavado en tintorería. Teniendo en cuenta que con una lavada anual es suficiente, la mayoría de gente suele preferir la comodidad de dejarlo en manos de profesionales. No obstante, una buena parte de los nórdicos también pueden lavarse en casa. A continuación, te explicamos cómo.

El primer paso es siempre verificar la etiqueta. Si en ésta se recomienda únicamente el lavado en seco, es mejor que sigas las instrucciones e acudas a una tintorería. Si por el contrario, tu relleno nórdico es apto para lavadora, lo primero que necesitarás es una en la que tu nórdico entre holgadamente. Antes de introducir el relleno, asegúrate de que no tiene ningún orificio por el que se pueda escapar su contenido.

Utiliza un programa suave de la lavadora. La temperatura de agua más recomendada es de unos 30ºC. Para el detergente, elige también uno suave que no sea muy agresivo, como los etiquetados para ropa delicada. Idealmente, deberás realizar dos ciclos de enjuagado, puesto que al ser tan esponjoso, el nórdico podría acumular detergente. Al sacar el nórdico de la lavadora es probable que lo encuentres algo descolorido o grisáceo. No te preocupes, es normal que los rellenos de plumas se oscurezcan al estar húmedos.

Para el secado del nórdico, la mejor opción es hacerlo a máquina. Debido a su composición interna, los nórdicos pueden tardar mucho tiempo en secarse si simplemente se dejan al aire, lo cual puede provocar la aparición de humedades y malos olores. Si no cuentas con una secadora o la tuya no es suficientemente grande, lo mejor sería recurrir a un establecimiento de lavado y secado.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?