¿Cuando se inventó la almohada?

01 de agosto de 2018

Muchas personas consideran la almohada como algo más que un simple complemento para el descanso. Un almohadón nos permite reposar nuestras cervicales y tener un sueño placentero. Incluso en noches de dudas, ¡solemos consultar las cosas con ella! No obstante, no conocemos sobre su historia. ¿Cuándo se inventó la almohada? Se conoce que las almohadas son originarias de la civilización mesopotámica.

Para el descanso cervical utilizaban materiales duros con la función de apoyar la cabeza. Estudios arqueológicos a lo largo de la historia revelan que en la antigua civilización china también se elaboraron las primeras almohadas. Este complemento se componía de materiales duros como madera, bronce o bambú. Las civilizaciones griegas y romanas introdujeron en la antigüedad la primera evolución notable: empezaron a fabricar almohadones de paja o plumas, con un tejido más blando. Poseer una almohada era sinónimo de pertenecer a una clase privilegiada.

No fue hasta el siglo XVI cuando empezaron a extenderse a más hogares, mientras que en el XIX se convirtieron en un producto universal, gracias a los avances introducidos por la Revolución Industrial. Durante este tiempo y hasta hoy, la almohada ha ido avanzando como un producto esencial para nuestro reposo y para nuestro confort, hasta el punto de introducir componentes como la viscoelástica, que ayudan a que nuestras cervicales se sientan totalmente acogidas.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?