¿Para qué sirve una funda nórdica?

30 de octubre de 2018

Una funda nórdica es un producto de ropa de cama cuya importancia crece en estas fechas. Además de su función estética, las fundas nórdicas sirven para aislar el relleno nórdico del cuerpo, lo que impide que los elementos que desprende el ser humano por la noche (sudor, pelos o cualquier producto incrustado en la piel) estropeen el relleno. Son un excelente protector para el relleno interior. Por esta razón, es imprescindible acompañar todo relleno nórdico con una funda nórdica.

Para optimizar la higiene de la funda nórdica, es necesario hacer un mantenimiento preciso de la funda, junto al resto de ropa de cama. Si no se utiliza una sábana encimera, es necesario cambiar la funda nórdica como mínimo una vez a la semana. En caso de si contar con una sábana encimera, podría extenderse a un lavado mensual. No obstante, sea cual sea el uso, siempre es recomendable seguir las indicaciones del fabricante.

La otra gran función de las fundas nórdicas es la de decorar y aportar estilo a la habitación. El catálogo de fundas nórdicas de Maxcolchon dispone de diseños bordados y estampados variados, que se adaptan a los gustos de todo tipo de durmiente. Elige el color y el diseño que mejor se ajuste a tu dormitorio y aprovecha para poder darle tu toque personal al resto de la habitación.

En esta época del año, los cambios de temperaturas son frecuentes, así que es normal que el relleno de la funda nórdica varíe. No obstante, el catálogo de rellenos nórdicos de Maxcolchon dispone de distintos rellenos, pesos y materiales para poder abrigar eficientemente al durmiente en cualquier tipo de ambiente.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar