¿Por qué dormir con calcetines?

20 de enero de 2019

No es la opción más estética ni convencional, pero dormir con calcetines puede ser bueno para el descanso. En primer lugar, porque es una opción que ayuda a dormir más rápido, debido a que son buenos para regular la temperatura, una parte necesaria en el ciclo del sueño. Los calcetines, además de ayudar a recalentar los pies, ayudan a regular la temperatura interna del cuerpo.

La temperatura corporal de la persona disminuye entre 1 y 2 grados a la hora de conciliar el sueño, por lo que utilizar calcetines es apropiado para regular la temperatura corporal, en lugar de caer en el enfriamiento. La regulación corporal no es la única ventaja de utilizar calcetines para dormir.

Aunque pueda sonar a disparate, un estudio del Servicio de Medicina Interna del Hospital Ramón y Cajal concluyó que los calcetines ayudan a evitar infecciones u hongos. El uso de los calcetines permite que los pies no entren en contacto directo con las sábanas y sean aislados. No obstante, no hay peligro si las sábanas se mantienen correctamente. También puedes utilizar calcetines si optas porque los pies suden menos: el uso de las fibras adecuadas puede reducir el sudor, ya que el tejido los mantiene secos.

No obstante, dormir con calcetines no es perfecto: también tiene sus puntos negativos. Si no cambias los calcetines antes de ir a dormir, y utilizas unos calcetines sucios y desgastados durante el día, es posible que el pie no esté descansado, además de ser perjudiciales por la acumulación de malos olores. Otro punto a tener en cuenta si estás decidido a dormir con calcetines es utilizar unos que no aprieten ni corten la circulación.

 

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?