¿Por qué dormir debería ser la prioridad de un estudiante?

31 de octubre de 2018

Un buen descanso es esencial para asentar todo lo aprendido y estudiado durante el día. ¿Qué hay de los estudiantes que pasan la noche en vela estudiando de cara a un examen? Lo que tienen es una mala idea. Un estudio de Jakke Tamminen, de la Universidad Royal Holloway (en Reino Unido), concluía que aquellos que habían dormido tras un largo día de aprendizaje habían retenido el conocimiento mejor que los que se mantuvieron despiertos.

El estudio constaba de una prueba a dos grupos de alumnos. La actividad desarrollada consistía en el aprendizaje de un nuevo vocabulario, donde todos los participantes aprendieron el mismo contenido. La diferencia entre ambos grupos era clave: un grupo permaneció despierto durante toda la noche y el otro grupo, durmió las horas que era habitual. Unas semanas más tarde del experimento, los estudiantes que habían dormido recordaban mejor el vocabulario que aquellos que pasaron la noche en vela.

En el estudio, el profesor Tamminen tenía un objetivo: conocer qué afectaba realmente el desarrollo del lenguaje durante el sueño, una fase conocida como SWS. Este período resulta importante para formar y retener recuerdos gramaticales, de vocabulario y de conocimiento. Esta fase es clave para detectar patrones y encontrar conexiones con otras ideas que permitan la resolución creativa cerebral.

Otro punto importante a desarrollar por los estudiantes es la siesta. El efecto positivo de la siesta se da especialmente en la edad infantil, ya que según Canadian Sleep and Circadian Network, aportan efectos positivos para el crecimiento del vocabulario de los niños. No obstante, es recomendable no olvidar que la siesta es un complemento para el descanso nocturno de los niños.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?