¿Por qué no cumplimos con los propósitos de Año Nuevo?

02 de enero de 2019

Los propósitos de Año Nuevo forman parte del cambio de año. No obstante, cumplirlos es otro asunto bastante distinto. Según un estudio, tan solo el 8% de las personas entrevistadas cumplían todos sus retos de Año Nuevo. Del 92% de los encuestados que no cumplieron sus retos, cabe destacar el porcentaje de 77 sobre 100 que no renunciaban a sus retos tras la primera semana.

¿Por qué renunciamos a cumplir lo que nos hemos propuesto días atrás? Distintas investigaciones en centros sanitarios y psicopedagógicos a causas grandes y comunes entre sí. La primera gran causa es la falta de realismo a la hora de poner el objetivo. Es frecuente que, a la hora de poner un objetivo, intentemos hacer el 2 antes que el 1. Poder establecer un objetivo que estemos capacitados para cumplir es un primer paso para alcanzar la meta fijada.

También es importante que las metas que nos pongamos sean metas que de verdad queremos cumplir. Autoimponernos objetivos que nos cuestan de aceptar conducen a un auto-rechazo. Es imprescindible coger con ganas cada objetivo y cada meta.

No obstante, uno de los puntos vitales para lograr los objetivos de Año Nuevo es la constancia. Es frecuente fijar ciertas metas tras un mes donde el ritmo de vida ha sido diferente y más ocioso respecto al resto del año. Estos propósitos se cumplen al principio, pero no se aplica la constancia necesaria para mantener el mismo ritmo que al principio de año.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar