¿Por qué tenemos sueño después de comer?

10 de diciembre de 2018

Que te entre sueño después de comer es algo normal, ante lo que no deberías preocuparte. Cuando comes, los niveles de glucosa aumentan y esto provoca que disminuyan las orexinas, unas hormonas creadas en el hipotálamo y encargadas de mantenernos alerta, lo que provoca el adormecimiento. El estudio, desarrollado por Denis Burkadov y la Universidad de Manchester, también afirmaba que, por otro lado, ocurría insomnio cada vez que teníamos hambre.

Esta investigación contrasta con el pensamiento habitual, que afirmaba que la causa de somnolencia después de una comida residía en que se disminuía el flujo de sangre al cerebro, para desviarla hacia el estómago durante la digestión. Esta somnolencia después de una comida aumenta tras una comida copiosa o abundante, donde el cuerpo activa un mecanismo de “descanso y digestión”.

Cabe añadir que las sustancias ricas en carbohidratos o grasas elevan el nivel de glucosa en sangre, por lo que fatigan más, ya que los alimentos más altos en proteínas son propensos a provocar el sueño. Uno de los alimentos de los que debes prescindir si quieres tener una tarde productiva es la pasta, un alimento rico en carbohidratos. Por otro lado, la carne y el pescado, o los frutos secos o las legumbres son alimentos ricos en proteínas que disminuyen tu somnolencia.

Ya sabes: es importante que tengas en cuenta la relación de los niveles de glucosa con la alimentación y el sueño, si quieres darle prioridad a tener un sueño de calidad y reparador que te permita afrontar el día a día con energía.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?