¿Por qué da insomnio durante el embarazo?

06 de marzo de 2018

El insomnio es una de las consecuencias más comunes durante el embarazo. Cualquiera que haya pasado por una etapa de insomnio sabe lo frustrante que supone pasarse horas dando vueltas en la cama sin poder dormir. En el caso de las embarazadas, esta dificultad se une al cansancio extra que supone la gestación, convirtiendo al insomnio en una auténtica pesadilla para las futuras mamás.

Durante las primeras semanas de embarazo no tienes de qué preocuparte. De hecho, uno de los primeros síntomas del embarazo es un repentino aumento del sueño. Durante este periodo en el que quizás aún no sepas de tu nuevo estado, el cuerpo empieza a prepararse para albergar al feto y entra en un proceso de cambios que suponen un alto consumo de energía. En consecuencia, durante las primeras semanas de embarazo te encontrarás muy agotada y te quedarás dormida fácilmente.

Llegados a los primeros meses de embarazo no hay grandes motivos que justifiquen un insomnio generalizado entre las mujeres en cinta. Los principales problemas son de carácter psicológico. El reto de ser madre, especialmente si es por primera vez, genera muchas dudas y preocupaciones que se traducen en nervios y problemas para conciliar el sueño. Además, también empiezan a aparecer otro tipo de síntomas, como las náuseas, que acaban afectando al descanso diario. Tal y como se dice comúnmente, el segundo trimestre es el más cómodo. Tu tripa todavía no ha adquirido un volumen excesivo y tú ya sueles estar mentalizada y acostumbrada a tu nuevo estado.

Llegados a los últimos meses del embarazo, es cuando la gran mayoría de las futuras mamás encuentran los mayores problemas para conciliar el sueño. Las causas son múltiples y además combinadas. A parte de las náuseas, que pueden mantenerse hasta el final del embarazo, en los últimos meses se agudiza la aparición de molestias como el reflujo gástrico. Otro de los motivos es el aumento de frecuencia con el que se necesita ir al baño, si éste está entre tus problemas, no queda otra que beber poco por la noche e ir siempre al baño antes de dormir. También suponen un problema muy común los dolores de espalda y los calambres en pies y piernas.

Al final, el insomnio durante los últimos meses de embarazo suele estar provocado por una combinación de distintos motivos y no queda otra que llevarlo como mejor se pueda y afrontarlo como un entrenamiento para cuando nazca el futuro hijo.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar