¿Qué relleno nórdico es mejor para los niños?

29 de enero de 2019

Preparar tu cama para cualquier tipo de noche es uno de los objetivos principales antes de cualquier noche, especialmente si el frío aprieta. Aparte de asegurarte de tener el clima y la temperatura ideal, será imprescindible también contar con una ropa de cama adecuada para cada noche. Además del clima exterior, tu resistencia al calor y la temperatura del dormitorio serán dos claves para ver qué ropa de cama debes escoger en tu habitación.

Para aclimatar el descanso de los niños en noches de frío, es habitual la preocupación por evitar que pasen frío y se resfríen, al igual que es normal ver niños muy abrigados por las calles durante el día. No obstante, esto puede ser un error: según el Servicio de Pediatría del Hospital Universitario Rey Juan Carlos, de Madrid, los niños no son más sensibles al frío que los adultos, excepto los niños neonatos, que sufren riesgo de hipotermia si no se les abriga correctamente.

Junto a esto, hay que recordar otro punto importante: es recomendable “no pasarse” con la temperatura del hogar. Si la temperatura del dormitorio es alta y tiene una buena termorregulación, no tendrás que optar a la ropa de cama más gruesa y calurosa. Para escoger el relleno nórdico ideal para niños, puedes elegir entre fibras sintéticas o naturales, con distintos gramajes y cualidades para aislar del frío.

En este caso, será conveniente escoger un relleno nórdico con una capacidad térmica que complemente con la temperatura ambiente del dormitorio. Además del tamaño del relleno para la cama, será conveniente acertar con el peso y los componentes del producto.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?
Cómo llegar