¿Qué significa dormir con la boca abierta?

22 de noviembre de 2017

La forma natural de dormir es con la boca cerrada. Aunque pueda parecer algo irrelevante, dormir con la boca abierta afecta negativamente a la calidad del sueño y puede incluso desembocar en problemas de salud. Entre las consecuencias de dormir con la boca abierta, se encuentran los ronquidos, el asma o trastornos del sueño como la apnea. A continuación, te contamos cómo puedes evitarlo.

Dormir con la boca abierta es señal de estar respirando por la boca durante la noche. El principal motivo para ello suele ser un bloqueo de los conductos nasales. Otra posible causa es que la boca se abra resultado de una incómoda posición en la que los músculos no consiguen mantener la posición, en tal caso empezarás a roncar. Los ronquidos son muy molestos, pero además afectan negativamente a nuestro descanso. Roncar habitualmente puede desembocar en trastornos serios como la Apnea.

Otra de las consecuencias habituales de dormir con la boca abierta es la aparición del asma o el empeoramiento de los síntomas. Al respirar por la boca, el aire no pasa por los filtros nasales y todas las partículas que se acumulan en nuestras sábanas y cama acceden directamente a los pulmones.

Existen diferentes razones por las que puedes estar durmiendo con la boca abierta. Habitualmente sucede a las personas que tienden a respirar por la boca. La solución pasa por practicar la respiración nasal. Existen múltiples ejercicios con los que podrás acostumbrarte a respirar correctamente. Otra solución pasa por elevar la postura de la cabeza, para lo que podrás utilizar una almohada más firme o más alta. Con una postura más elevada conseguirás mantener los orificios nasales más abiertos.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?