Tipos de tejido en ropa de cama

Comprar sábanas a un buen precio es una tarea mucho más complicada de lo que pueda parecer. Si te guías únicamente por el precio, puedes acabar comprando sábanas de muy baja calidad. También puede darse el caso contrario, que confíes en que los precios más altos te van a garantizar mayor calidad y durabilidad y acabes pagando un dineral por unas sábanas de gama media.

La clave para poder distinguir entre los distintos tipos de sábanas y elegir las adecuadas a tus necesidades y presupuesto es conocer los distintos materiales y tipos de tejido. A continuación, te presentamos los materiales más comunes en el mercado.

Algodón

El algodón es sin duda el material más común en la ropa de cama. Esto se debe a que se trata de un material duradero, transpirable, suave y relativamente poco costoso. Dentro del algodón pueden distinguirse distintas variedades. Te destacamos las siguientes:

  • Algodón egipcio: se trata del tipo de algodón más preciado y valioso. Sus fibras, que únicamente se cultivan con el clima egipcio, son más largas y al ser tejidas en las sábanas ofrecen una sensación de mayor suavidad que cualquier otra.
  • Algodón pima: con fibras también largas, el algodón pima destaca en su uso para sábanas por la suavidad y brillo que ofrecen. Este algodón se cultiva principalmente en algunas zonas de Estados Unidos y Sudamérica. De hecho, el algodón pima de origen estadounidense se comercializa bajo la marca registrada Supima.
  • Micro-algodón: al igual que el algodón supima, se trata de una marca registrada de algodón que se cultiva en India. Resulta muy duradero y absorvente.
  • Upland cotton: el algodón de tierras altas, conocido internacionalmente como upland cotton o algodón mexicano, es el tipo de algodón más extendido, cubriendo alrededor del 90% de la producción mundial de algodón. Sus fibras no son tan largas como las de las variedades anteriores, por lo que no resulta tan suave. Su coste también es más económico. Si en las sábanas no se indica qué tipo de algodón se utiliza, puedes asumir que es este.

Franela

Especialmente recomendable para los meses o lugares más fríos. La franela proviene del algodón y se diferencia en que ha sido cepillado para ahuecar las fibras. El resultado es un material ideal para las sábanas, puesto que consigue mantener mejor el calor corporal. Las distintas calidades de la franela no se miden por el número de hilos sino por gramos.

Poliéster

Junto al algodón, el poliéster es el segundo tipo de material más extendido hoy en día para la elaboración de sábanas. Se trata de un material sintético, es decir, desarrollado artificialmente. Por ello, es la opción más económica. Al tacto, es el material más áspero y menos suave. De igual modo, resulta más cómodo para su uso en sábanas, puesto que no se arruga y no sufre tanto al lavarse. Habitualmente, se suele combinar con otros materiales, por lo que podrás encontrar sábanas 50% poliéster, 50% algodón.

Seda

La seda, fibra producida por los gusanos de seda, es una de las opciones más lujosas. Las sábanas de seda resultan muy frescas, suaves y sedosas. El pero, obviamente se encuentra en el precio, puesto que resultan muy caras. Además, es un material muy delicado, por lo que su limpieza y mantenimiento es también más complicado.

Tencel

El Tencel es un tejido que se extrae de la pulpa de árboles como el eucalipto. Es un tipo de tejido que se considera muy respetuoso con el medio ambiente, puesto que requiere de poca agua y materiales químicos o artificiales para su producción. El Tencel se utiliza sobre todo para elaborar fundas de almohada o colchón, puesto que resultan impermeables. Es menos común encontrarlo en las sábanas encimeras, dado que aunque son transpirables, no lo son tanto como el resto.

Bambú

También podrás encontrar sábanas realizadas con bambú. Aunque no es muy común, puesto que resulta rígido y áspero al tacto. Habitualmente, las sábanas etiquetadas como bambú son de rayón. El rayón es el resultado de un proceso químico en el que se disuelve la pulpa del bambú. Las sábanas de rayón son muy suaves y duraderas, aunque su proceso químico de elaboración es el más dañino con el medio ambiente.

X
¡Hola! ¿Quieres saber dónde está nuestra tienda más cercana y obtener un descuento exclusivo?