¿Ayuda el yoga a descansar mejor?

Dic 19, 2019 | DEPORTE Y BIENESTAR, TE ACONSEJAMOS |

El yoga es conocido como el conjunto de disciplinas y prácticas (físicas y mentales) que tienen por objetivo alcanzar el equilibrio entre cuerpo y mente. Los orígenes del yoga se ubican en la India, en el valle del Indo. Su antigüedad es difícil de determinar con certeza, pero se estima que podría tener entre tres y cinco mil años. Esta práctica ancestral es entendida como el camino para alcanzar la iluminación y la plenitud. El origen de la palabra proviene del sánscrito “yoga”, que significa ‘unión’ y ‘esfuerzo’.

El Yoga moderno consiste en un sistema de ejercicios que tienen por objetivo alcanzar el equilibrio y la armonía espiritual, todo ello mediante la meditación y una serie de ejercicios posturales y respiratorios.

Entre sus muchos beneficios, el yoga puede ayudar al individuo a tener una relación más armónica con el cuerpo y a controlar las emociones. De esta manera, trata de liberar el estrés, con el fin de alcanzar un estado de mayor bienestar.

Practicar yoga por la mañana

La práctica matutina de esta actividad, antes de desayunar,  puede recargar el cuerpo y la mente de energía. Del mismo modo, predispone al organismo a afrontar el día con una sensación de mayor vitalidad, desplazando el estrés que puede ocasionar el pensamiento de afrontar un nuevo día. Por las mañanas el cuerpo se encuentra más rígido y tenso, por lo que esta práctica ayuda a destensar y oxigenar nuestros músculos y articulaciones.

Adquirir esta práctica por las mañanas puede resultar más duro debido a que el cuerpo se encuentra menos activo y poco flexible. Después de haber estado varias horas seguidas durmiendo es más difícil hacer bien las posturas. Si despertarse ya puede resultar una tarea costosa, adquirir este hábito supone un esfuerzo extra cada mañana y un gran trabajo mental.

Practicar yoga a medio día

Realizar esta actividad al medio día, en la pausa del trabajo o después de comer, puede suponer un momento perfecto para tratar de desconectar de la rutina y cargar  de nuevo las pilas. Una clase de yoga puede resultar mucho más beneficiosa y reparadora que una siesta ya que nos refresca y nos calma.

Practicarlo a primera hora de la tarde potenciará que recarguemos energía y nos activemos para afrontar el resto del día. Además, esta pausa será una buena forma de romper la rutina y oxigenar tanto el cuerpo como la mente.

El yoga ha ido poco a poco integrándose incluso en el mundo empresarial gracias a sus múltiples beneficios, ya que su práctica se adapta a personas de todas las edades y diferentes condiciones físicas. Esta práctica está cada vez más presente en el ámbito laboral e incluso puede mejorar la productividad.

Entre sus beneficios se encuentran: la mejora la postura corporal, la reducción de los niveles de estrés o la desconexión de las rutinas diarias. Esta práctica puede también incrementar la capacidad de concentración al igual que  puede resultar una  buena herramienta para manejar las emociones.

Practicar yoga por la noche

Hacer yoga por la noche puede resultar beneficioso para el descanso y para liberarse de lo sucedido durante la jornada diaria. Es un buen momento porque permite practicar las posiciones sin que la mente se distraiga pensando en las tareas que quedan por hacer. A las personas  con problemas de insomnio o con problemas de ansiedad su práctica les puede resultar beneficiosa porque ayuda a calmar los nervios, la fatiga y a conciliar con más facilidad el sueño.

Practicar yoga por la tarde o por la noche puede ser una buena estrategia para dejar atrás el estrés y la tensión acumulada, tanto física como mental, que se ha ido generando durante todo el día. Del mismo modo puede resultar beneficioso para obtener un descanso más profundo y reparador.

Es importante que cada uno descubra en qué hora del día se siente más capacitado para  realizar esta practica. Experimentando y probando las distintas posibilidades encontraremos el momento que más se adecúe a nuestras necesidades a fin de encontrar beneficios en nuestro cuerpo y mente así como en el descanso.