Dormir bien te hace feliz

Jul 16, 2020 | CONSEJOS, DESCANSO

Jornadas laborales interminables, atascos hasta llegar a casa, el gimnasio, la familia y un rato para ver un capítulo de nuestra serie favorita. Tenemos la sensación de que a los días les faltan horas y para intentar llegar a todo al final recortamos horas de sueño. Pero, ¿sabías que no dormir bien, ni lo suficiente, puede afectar directamente a nuestra felicidad?

7 razones por las que dormir bien te hace feliz

Nuestra felicidad está relacionada en gran medida con nuestro descanso. Tener hábitos de vida saludables y disfrutar de un descanso reparador, durmiendo las horas que necesitamos (entre 7 y 8 diarias), puede aportarnos una mejor calidad de vida. ¿Quieres saber las 7 razones por las que dormir bien te hace feliz? ¡Toma nota!

1. Dormir nos permite olvidar nuestras preocupaciones y problemas

Mientras dormimos, se producen una serie de procesos químicos en los que nuestro organismo libera sustancias que ayudan a mitigar las preocupaciones y los malos recuerdos. En este sentido, dormir es, en sí mismo, un mecanismo que repara la mente del sufrimiento y la tensión acumulada.

2. Dormir lo suficiente ayuda a reducir el estrés

Tener una buena higiene de sueño y un descanso reparador disminuye los cambios de humor y mantiene la irritabilidad a raya, especialmente en situaciones tensas de nuestro día a día.

3.  Descansar para sentirnos más contentos

Al descansar mal no renovamos la energía que necesitamos para afrontar un nuevo día y estamos al 60% de nuestras capacidades. Debido a esto, podemos sentir que no tenemos fuerzas para afrontar la jornada laboral e incluso podemos tener una actitud más pesimista. Sin embargo, dormir bien nos puede aportar mayor confianza y empatía, al igual que puede hacernos sentir más contentos y vitales.

4. Dormir lo suficiente mejora nuestra apariencia física

Dormir bien puede hacer que parezcamos más atractivos. ¡Como lees! Según un estudio publicado por la revista British Medical Journal, disfrutar de un buen descanso cada noche puede hacer que luzcamos más atractivos de cara a los demás que aquellos que no han descansado bien. Y es que ¿quién no se ha levantado con ojeras tras una mala noche?

5. Descansar mal puede hacernos engordar

Un mal descanso puede afectar a nuestra alimentación e incluso puede hacernos engordar a largo plazo. Esto sucede debido a que el insomnio puede incrementar una hormona gástrica llamada grelina.

Esta hormona interviene en el proceso del apetito y puede aumentar el deseo de comer e ingerir más calorías de las que necesitamos, haciéndonos picotear más de la cuenta. En consecuencia, podemos engordar y es probable que podamos sentirnos mal con nuestra apariencia física e incluso acomplejarnos.

6. Dormir la siesta puede mejorar nuestra salud

Si eres de esas personas a las que les encanta hacer la siesta, estás de suerte. Según un estudio publicado en la revista International Journal of Behavioral Medicine, la siesta puede tener grandes beneficios para el sistema cardiovascular. Esto se debe a que la presión arterial se mantiene más baja al dormir, lo cuál podría reducir los problemas de hipertensión.

7. Felicidad, sexo y descanso

Estas tres palabras están más ligadas de lo que aparentemente podemos pensar. Y es que la falta de sueño de calidad puede traer consigo un peor estado de ánimo y la disminución de la libido y la motivación romántica.

Además, las hormonas implicadas en el acto sexual como la dopamina, la prolactina, la progesterona y la oxitocina son las encargadas de producir en nuestro cerebro la sensación de alivio del estrés, relajación, placer, felicidad y somnolencia. No hay excusa que valga para no practicar sexo consentido, ya que ambos dormiremos mejor y nos sentiremos más felices.

UN EQUIPO DE DESCANSO ADECUADO

Por último, otro factor crucial a tener en cuenta para dormir bien es disponer de un equipo de descanso en buen estado y que se adapte a nuestra complexión física y nuestros hábitos de sueño. Cada persona tiene sus propias necesidades y no todos los colchones y cojines se adaptan igual a cada persona.

Por ello, es importante elegir bien la firmeza y adaptabilidad del colchón, así como el material que mejor se adapte a nosotros. Eso sí, no es recomendable reutilizar colchones de otras personas ni alargar la vida útil de nuestro colchón más de 8 o 10 años.

En conclusión, tendríamos que darle la importancia que se merecen nuestras horas de descanso nocturno, preocuparnos si sufrimos insomnio y pedir ayuda profesional si vemos que no conseguimos descansar suficiente. Aunque creamos que podemos recortar horas de sueño, lo que en realidad estamos haciendo es recortar nuestra calidad de vida. Así que recuerda estas palabras: dormir bien te hace feliz.