Dormir con frío

Ene 28, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

Especialmente en invierno, conseguir entrar en calor en la cama puede ser tarea difícil si no contamos con la ropa de cama adecuada. Para poder resistir las bajas temperaturas durante el descanso en los meses más fríos, el primer paso ha de ser aclimatar adecuadamente el dormitorio y la cama. En primer lugar es importante mantener una temperatura ambiente en el dormitorio entre los 15 y los 19 grados. Esto probablemente nos ayude a levantarnos por la mañana y activar nuestro cuerpo de forma más rápida. Por otro lado, una temperatura ambiente superior a los 21 grados podría resultar en pasar calor durante el sueño, e incluso podría afectar a nuestros niveles hormonales.

Tampoco se recomienda mantener una temperatura ambiente por debajo de los 12 grados, ya que al dormir con frío cabe la posibilidad de que nuestro cuerpo sufra reacciones en forma de temblores o incluso resfriados. Dormir con frío podría dificultar en gran medida la conciliación del sueño así como el mantenimiento de este durante la noche.

Por otro lado, un factor principal para combatir el frío y dormir mejor puede ser elegir adecuadamente la ropa de cama que utilizaremos. Todos estos factores sumados al uso de un buen pijama de invierno pueden ayudar a que la temperatura corporal de nuestro organismo sea la adecuada y así no pasar frío por las noches.

Rellenos nórdicos contra el frío

Elegir un buen relleno nórdico que se ajuste a nuestras necesidades puede convertirse en nuestro mejor aliado para combatir el frío. Es importante tener en cuenta distintos aspectos a la hora de elegirlo: su calidad, el relleno y el gramaje son factores a los que habremos de prestar atención.

Cuanto mayor sea el gramaje indicado en el nórdico, su capacidad aislante contra el frío será más alta. Otro factor importante para retener el calor es la calidad de los materiales. Por ejemplo, los rellenos nórdicos naturales o de plumón suelen tener una mayor capacidad de aislamiento que otras opciones derivadas de fibras sintética.

Los rellenos nórdicos sintéticos están elaborados con fibras que simulan el poder aislante de las plumas, aunque en la actualidad se han conseguido fibras sintéticas de muy buena calidad y con un gran poder aislante. Por otro lado, los rellenos nórdicos naturales están rellenos con plumas naturales que garantizan un mejor aislamiento.

El tipo de pluma también influye en la calidad de un relleno nórdico, y con ello, su capacidad aislante contra el frío. Un relleno nórdico de plumas de pato u oca será de mayor calidad y nos protegerá mejor del frío. Además, sus prestaciones serán mayores, al igual que su vida útil acabará siendo más larga.

Ropa de cama contra el frío

La ropa de cama que utilizamos diariamente en el dormitorio también juega un papel importante contra el frío. Los tejidos de los elementos que utilicemos de ropa de cama influyen en la temperatura y  la transpirabilidad de nuestro cuerpo mientras dormimos.

El algodón es el elemento más usado y recomendado para la composición de la ropa de cama ya que sus propiedades y características son beneficiosas para el descanso. Este tejido destaca por su gran suavidad y transpirabilidad, disminuye la retención de calor y a su vez presenta gran capacidad aislante para mantener en calor en las noches de invierno. Además, el algodón es un tejido fácilmente lavable y duradero.

En la actualidad se utilizan diferentes composiciones de algodón mezclado con fibras sintéticas. En Maxcolchon puedes encontrar ropa de cama 100% algodón y ropa de cama de algodón y fibras sintéticas.

¿Eres de los que pasa frío por las noches? Entonces puedes probar a tomar una infusión caliente antes de ir a dormir o incluso darte un baño de agua caliente para relajarte y subir la temperatura corporal en las noches de invierno más frías.