Por qué babeamos la almohada

Nov 17, 2019 | TE INFORMAMOS |

Si eres de los que babea mientras duerme, ya te habrás acostumbrado a las manchas de baba en las almohadas e incluso tener que secarte la baba al despertarte. Probablemente te habrás dado cuenta también que babeas principalmente al dormir de lado y no cuando lo haces boca arriba. Esto se debe a que, al dormir boca arriba, la saliva se acumula al final de la garganta y acaba dispersándose por esta.

Parece que este problema de babear la almohada ya tiene una explicación. Se trata de un episodio que se produce durante la denominada fase REM (Rapid Eye Movements). Durante esta fase y, cuando babeamos, las funciones cerebrales disminuyen su actividad y el cuerpo entra en un estado de descanso reparador.

Esto provoca que el cuerpo deje de deglutir. Esto es: dejar que la saliva pase desde la boca al estómago a través de la garganta. De esta manera, la saliva se acumula en la cavidad bucal, lo que provoca este babeo del que hablamos.

¿Es bueno o malo babear la almohada mientras dormimos?

Así pues, parece que el hábito de babear la almohada puede ser saludable e incluso recomendable. No hay de qué avergonzarse: si estamos llenando nuestra cama de babas, entonces significa que nuestro cuerpo recibe el suficiente descanso y que este sueño producido durante el descanso es esencialmente reparador.

Por supuesto, este hábito es recomendable y habitual cuando se produce de forma moderada. En el caso de sufrir un babeo excesivo durante la noche, quizá debas consultar con tu médico.

Otros factores que pueden aumentar la salivación

Existen otros factores que pueden estar provocándote la salivación mientras duermes

  • Alérgias: la rinitis alérgica o fiebre del heno, al igual que algunas alergias a alimentos aumentan la producción de saliva.
  • Acidez de estómago: el reflujo de ácido estomacal puede estimular el esófago provocando un incremento de la salivación.
  • Sinusitis: los problemas respiratorios suelen llevar asociados dificultades para tragar, lo que provoca la acumulación de saliva.
  • Medicación: ciertos medicamentos como los antidepresivos también aumentan la generación de saliva.
  • Amigdalitis: debido a la inflamación que provoca la amigdalitis, los conductos se estrechan obstruyendo entre otras cosas la natural absorción de la saliva.
  • Terror nocturno: las personas que sufren trastornos del sueño como terror nocturno o sonambulismo suelen babear en mayor cantidad mientras duermen.

NUESTRAS ALMOHADAS