¿POR QUÉ ESCOGER UNA BASE TAPIZADA?

Si estás buscando renovar la base de tu colchón, es normal que se te planteen opciones variadas. En el apartado de bases fijas, hay dos opciones que destacan por ser económicas y ofrecer unas buenas prestaciones. Los somieres de láminas y las bases tapizadas son dos opciones que garantizan una excelente relación calidad-precio. Por una parte, los somieres garantizan una gran transpiración y ventilan correctamente el colchón. En el otro lado, ¿qué razones hay para escoger una base tapizada?

Más allá de contar con una excelente relación calidad-precio, hay más motivos para escoger una base tapizada. Una de las principales causas para elegir una base tapizada es su composición. Las bases tapizadas se componen de una estructura de tubos de acero que rodean la superficie de tablero rígido. Esta composición garantiza un soporte uniforme que evita que el colchón sufra deformidades.

¿Qué otras causas explican que las bases tapizadas se hayan convertido en el soporte por excelencia en muchos dormitorios? La resistencia es otro de los puntos fuertes de una base tapizada. Su tablero rígido es más difícil que romper que las láminas del somier y puede resistir más peso. Un punto donde las bases han mejorado es en su transpirabilidad, con el tejido 3D que incorporan en la superficie.

Por último, es importante remarcar que las bases tapizadas de Maxcolchon cuentan con patas adicionales. Las bases de 180cm de largo cuentan con cuatro patas, mientras que las de 190 y 200cm tienen seis. Cabe añadir que las bases tapizadas superiores a 160cm de anchura se presentan como base gemela, doblando sus patas. Además, dependiendo de tus preferencias, puedes elegir las patas metálicas o de madera. En las patas de madera, puedes elegir hasta cuatro tonos distintos: blanca, haya, cerezo y plata. Dependiendo del estilo que quieras darle al dormitorio, elegirás un modelo, potenciando así el diseño de tu habitación.

Antes de escoger una base tapizada, es obligatorio preguntarse con qué colchón se puede combinar. Las bases tapizadas se combinan especialmente con colchones viscoelásticos, de muelles ensacados, de HR y de Oxicell. En cuanto a los colchones de látex, estos son más habituales de ver junto a los somieres de láminas. Cabe recordar que el látex es un material de difícil transpirabilidad y absorbe peor el sudor y los líquidos.

Pese a que el somier de láminas transpira mejor, la base tapizada ha mejorado su transpirabilidad. El tejido 3D que incorporan algunas bases del catálogo de Maxcolchon destaca por su buena capacidad para transpirar. Por esta razón, si tu base tapizada cuenta con un tejido 3D en su superficie, estará preparada para transpirar el colchón.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll Up