Cinco discos que escuchar para dormir bien

Jun 10, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Siempre se ha dicho que la música amansa a las fieras, incluyendo a los reyes de las fieras, los seres humanos. No es un mito. Desde los tiempos de la antigua Grecia, los filósofos han mantenido esa teoría, hoy corroborada por la ciencia.

A lo largo de la historia, los propios reyes, que para eso eran reyes y se lo podían permitir, usaban a los músicos cortesanos para que los elevaran al reino de Morfeo. Felipe V, el primero de nuestros reyes Borbón, reclamaba cada noche al castrati Farinelli, considerado como el mejor cantante que hayan visto los siglos, para que su prodigiosa voz le aliviara sus terribles crisis de ansiedad y le permitiera conciliar el sueño.

En la actualidad, numerosos estudios científicos, como el publicado por el Instituto Cochrane en 2015, han demostrado que escuchar música relajante entre 25 y 60 minutos antes de dormir mejoran el descanso. Esto es así porque nos hace entrar en una fase consciente con predominio de las ondas alfa, las que generan nuestro cerebro cuando estamos en calma y armonía. A su vez liberan endorfinas, los neurotransmisores del placer, que alivian nuestro estrés y nos crea una sensación de felicidad. No en vano muchos cirujanos realizan sus operaciones con música relajante en los quirófanos.

Sin embargo no toda música es adecuada para dormir. Por mucho que nos pueda gustar el rock, es preferible mantenerlo alejado de nuestro dormitorio; siempre que nuestro objetivo sea dormir, claro.

¿Qué música escuchar para dormir?

Los estilos más adecuados para la relajación son la música clásica (intentando evitar a Wagner, el heavy metal de los clásicos), el jazz suave, el folk, la música New Age y, en general, la ambiental.

Recientemente, la Fundación Nacional del Sueño de EEUU (NSF) realizó un estudio corroborando todas las teorías sobre las bondades de la música para el sueño, en el que ha sorprendido el uso de una lista de Spotify, la popular multiplataforma de reproducción musical vía streaming, como ejemplo para su estudio. Estos son algunos de los discos que recomiendan para preparar a nuestro cerebro para el descanso:

Watermark (Enya,1988)

Primer álbum de la musa de la música New Age, es considerado como el iniciador de este movimiento ecléctico cuyo objetivo es crear optimismo, relajación y creatividad artística. Suele ser utilizado por los practicantes de la meditación y el yoga. Muy recomendable también para sumergirte en la lectura aislándote del mundanal ruido.

Mozart. Conciertos para piano (Maurizio Pollini, Orquesta Filarmónica de Viena, 2006)

El tempestuoso Wolfang Amadeus no debió dormir ni dos horas seguidas durante toda su vida, consumido por sus excesos y su ardiente creatividad; sin embargo su música es capaz de elevarnos a un celeste paraíso sensitivo en el que sus conciertos pianísticos ocupan un lugar privilegiado.

Los conciertos de piano y la música clásica es un método muy recomendable para poder dormir con facilidad

The Planets, Op 32 (Gustav Holst, 1918)

Suite en siete movimientos, cada uno con el nombre de un planeta, esta obra capital del compositor inglés conseguirá crearte la sensación de haber flotado por el sistema solar antes de depositarte suavemente sobre tu almohada.

Sleep (Max Ritcher, 2015)

Álbum conceptual inspirado en la neurociencia del sueño (trabajó mano a mano con el neurocientífico David Eagleman), fue presentado en un concierto nocturno y ante un público acostado. Toda una experiencia.

The Freewheelin Bob Dylan (Bob Dylan, 1963)

Aunque no esté incluída en la lista de Spotify,este legendario álbum del aún no electrificado genio de Minnesota, situado entre los mejores cien discos de todos los tiempos, es el sueño de un joven Zimmerman en el que recoge la siembra de un siglo de folk y que hará que tus problemas sean arrastrados por el viento.

Si ninguna de estas opciones te convence, no está todo perdido. Las playlists de Spotify de Maxcolchon incluyen propuestas para cada momento de tu sueño y de tu día. Cuida tu habitación para que sea un lugar inmejorable.

The Planets, Op 32 (Gustav Holst, 1918)

Suite en siete movimientos, cada uno con el nombre de un planeta, esta obra capital del compositor inglés conseguirá crearte la sensación de haber flotado por el sistema solar antes de depositarte suavemente sobre tu almohada.

Sleep (Max Ritcher, 2015)

Álbum conceptual inspirado en la neurociencia del sueño (trabajó mano a mano con el neurocientífico David Eagleman), fue presentado en un concierto nocturno y ante un público acostado. Toda una experiencia.

The Freewheelin Bob Dylan (Bob Dylan, 1963)

Aunque no esté incluída en la lista de Spotify,este legendario álbum del aún no electrificado genio de Minnesota, situado entre los mejores cien discos de todos los tiempos, es el sueño de un joven Zimmerman en el que recoge la siembra de un siglo de folk y que hará que tus problemas sean arrastrados por el viento.

The Planets, Op 32 (Gustav Holst, 1918)

Suite en siete movimientos, cada uno con el nombre de un planeta, esta obra capital del compositor inglés conseguirá crearte la sensación de haber flotado por el sistema solar antes de depositarte suavemente sobre tu almohada.

Sleep (Max Ritcher, 2015)

Álbum conceptual inspirado en la neurociencia del sueño (trabajó mano a mano con el neurocientífico David Eagleman), fue presentado en un concierto nocturno y ante un público acostado. Toda una experiencia.

The Freewheelin Bob Dylan (Bob Dylan, 1963)

Aunque no esté incluída en la lista de Spotify,este legendario álbum del aún no electrificado genio de Minnesota, situado entre los mejores cien discos de todos los tiempos, es el sueño de un joven Zimmerman en el que recoge la siembra de un siglo de folk y que hará que tus problemas sean arrastrados por el viento.

The Planets, Op 32 (Gustav Holst, 1918)

Suite en siete movimientos, cada uno con el nombre de un planeta, esta obra capital del compositor inglés conseguirá crearte la sensación de haber flotado por el sistema solar antes de depositarte suavemente sobre tu almohada.

Sleep (Max Ritcher, 2015)

Álbum conceptual inspirado en la neurociencia del sueño (trabajó mano a mano con el neurocientífico David Eagleman), fue presentado en un concierto nocturno y ante un público acostado. Toda una experiencia.

The Freewheelin Bob Dylan (Bob Dylan, 1963)

Aunque no esté incluída en la lista de Spotify,este legendario álbum del aún no electrificado genio de Minnesota, situado entre los mejores cien discos de todos los tiempos, es el sueño de un joven Zimmerman en el que recoge la siembra de un siglo de folk y que hará que tus problemas sean arrastrados por el viento.

The Planets, Op 32 (Gustav Holst, 1918)

Suite en siete movimientos, cada uno con el nombre de un planeta, esta obra capital del compositor inglés conseguirá crearte la sensación de haber flotado por el sistema solar antes de depositarte suavemente sobre tu almohada.

Sleep (Max Ritcher, 2015)

Álbum conceptual inspirado en la neurociencia del sueño (trabajó mano a mano con el neurocientífico David Eagleman), fue presentado en un concierto nocturno y ante un público acostado. Toda una experiencia.

The Freewheelin Bob Dylan (Bob Dylan, 1963)

Aunque no esté incluída en la lista de Spotify,este legendario álbum del aún no electrificado genio de Minnesota, situado entre los mejores cien discos de todos los tiempos, es el sueño de un joven Zimmerman en el que recoge la siembra de un siglo de folk y que hará que tus problemas sean arrastrados por el viento.