Colchones artesanales: el arte del descanso

Feb 18, 2021 | TE INFORMAMOS |

Está ocurriendo con productos tecnológicos. De repente, y llegados al punto donde los avances han logrado un aspecto tan fotorealista que puede confundirse con el cine, los usuarios están volviendo a los orígenes. Por ello, los productos vintage se han vuelto a poner de moda. En este afán por recuperar lo más puro, en el mundo del descanso los colchones artesanales han adquirido un protagonismo más que merecido. Te contamos los porqués de este boom y, sobre todo, cómo se fabrican y con qué calidades.

Las ventajas del colchón artesanal

A medio camino entre la satisfacción del que opta por lo puro, lo tradicional, la economía local y gusto por el detalle y los que lo escogen por sus calidades, los colchones artesanales están viviendo un boom del que difícilmente se bajarán. La artesanía, ese arte de fabricar productos con tus propias manos y de manera tradicional, ha conseguido que un sector tan evolucionado como el del descanso, haya encontrado otro camino igual de válido.

Sin necesidad de volver a los orígenes más antiguos del colchón cuando en el Neolítico se utilizaban versiones rudimentarias construidas con hojas y forradas con animales, los colchones artesanales engloban la calidad de su fabricación a mano con las ventajas de las materias primas actuales.

Esa suma de factores acaba bifurcando en un producto ultra elaborado. De manera minuciosa y detallada. Con mimo. Una gestación personalizada y personificada que emparenta a la perfección con el espíritu de Maxcolchon. Quizás por ello, desde nuestra marca hemos abrazado con fuerza esta línea de productos. Una tendencia que enamora a los clientes y satisface a sus creadores.

Porque además del mimo, lo minucioso y lo elaborado de su proceso, otras de las ventajas radican en sus propias materias primas: algodón, seda, látex natural…

Pero, ¿cómo se fabrica un colchón artesanal? ¿Hasta qué punto es elaborado su proceso?

Como ya hemos comentado, la elaboración minuciosa y con máxima atención al detalle son conceptos asociados a lo artesanal. En el caso de los colchones de Maxcolchon, esta artesanía cumple una serie de cualidades. Por un lado, nuestros modelos hechos a mano han sido fabricados por expertos y especialistas en la materia. Por otro, están manufacturados con materiales naturales como el algodón, la seda o fibras naturales. Además, para su ensamble no utilizamos pegamentos para unir las diferentes capas. Se realiza a mano, de una en una y con la ayuda de moras. El resultado, colchones artesanales de calidad premium. Hechos con mimo y tacto.

Si atendemos al detalle de la elaboración de los colchones artesanales, encontramos en que puede variar dependiendo del tipo de modelo. En esta elaboración minuciosa y personalizada, el cliente tiene mucho que ver en el proceso. ¿El motivo? Dependiendo del modelo, las capas que forman el núcleo variaran.

Por otra parte, es importante comentar que la diferencia entre los colchones industriales y los artesanales radica en esas mencionadas capas. En el caso de los artesanos, las capas que los forman están hechas con productos naturales y diferentes. Una combinación que provoca un descanso más esponjoso y mullido.

 La elaborada fabricación de los colchones artesanales encuentra otro punto vital en la unión de sus diferentes capas. Para ello, no necesitamos ningún tipo de cola, el colchón se prensa con la ayuda de dos maderas. Posteriormente la unión se realiza a través de un punzón y de un hilo para poder poner lo que son las moras. Esto es lo que hace que todas las capas estén sujetas.  De forma manual y detallada.