Como eliminar las manchas de un cabecero de polipiel blanco

Abr 6, 2020 | TE INFORMAMOS |

Los cabeceros de polipiel son un elemento estético que puede conferir al dormitorio de elegancia y buen gusto. Aunque podamos encontrar cabeceros en otros materiales como la chenilla, aqualine o Ecolife. Lo cierto es que la polipiel presenta la ventaja de ser lavada de forma más rápida y sencilla. Además, la polipiel se puede encontrar en numerosos colores para poder ser combinada como elemento decorativo en nuestra cama y crear infinitas posibilidades de diseño en un dormitorio.

La polipiel es un material sintético que imita la apariencia del cuero para usos principalmente textiles. Este material es utilizado sobre todo en tapicerías, bolsos, zapatos, ropa y accesorios. Además, también están tapizados en polipiel la mayoría de nuestros canapés, así como muchos de nuestros cabeceros de cama.

A todo esto, la polipiel es un material resistente y duradero que muchas veces incluso cuesta de distinguir de la piel natural por su gran acabado.

Precauciones antes de limpiar la polipiel

Para evitar grietas o que se cuartee la polipiel es necesario limpiarla debidamente, con el objetivo también de que brille y dure más tiempo. Para limpiar este material de forma correcta existen varias precauciones que podemos tener en cuenta:

– La principal precaución que hemos de llevar a cabo va en relación a que hay algunos productos de limpieza que es mejor evitar, ya que pueden llegar a estropear gravemente la superficie del material. Algunos de estos productos a evitar son aerosoles o limpiacristales, ceras y betunes grasos y disolventes con alcohol o cloro.

  • Otro producto no recomendado son las toallitas húmedas o de bebé. A pesar de que puedan eliminar las manchas, también eliminan la capa protectora que cubre el material del polipiel y puede acabar con su característico brillo.

– Es importante no rascar la superficie a fin de acabar con las manchas con las uñas o elementos punzantes, ya que pueden deformar la superficie y crear arrugas, pliegues y agujeros.

¿Cómo limpiar la polipiel de un cabecero blanco?

La piel sintética o polipiel es sencilla de mantener. Este material se limpia fácilmente aunque sea de color blanco solamente con un trapo húmedo en agua templada y unas gotas de jabón neutro o jabón de lagarto. Al pasar el trapo sobre la mancha es mejor no restregarlo de forma intensiva tratando de no incidir demasiado sobre la superficie. Además, es importante no aplicar en primera instancia productos químicos ni disolventes, ya que podríamos manchar o incluso arrancar parte del tejido del cabecero.

También existen en las tiendas productos especiales para las manchas llamados “borrador mágico”. Estos productos son muy recomendables ya que están fabricados expresamente teniendo en cuenta las características del material para no dañar la polipiel.

Por último, podemos probar si los anteriores consejos no funcionan, con un algodón empapado en leche desmaquillante frotando sobre la mancha (nunca utilizar toallitas desmaquillantes). Al finalizar es recomendable limpiar con agua y jabón neutro el cabecero y secarlo.

Para finalizar es importante saber que actuar sobre las manchas de forma inmediata es necesario para que estas no penetren en el interior de las fibras y queden incrustadas de forma irreversible. Además, si vas a utilizar algún producto que no sea agua y jabón, te recomendamos que pruebes antes sobre alguna parte que no sea visible, así si deja marca no se verá a simple vista.