¿Cómo se coloca una almohada cervical?

May 13, 2019 | INFORMACION DEL DESCANSO, TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Todos hemos oído hablar de los múltiples beneficios que trae el uso de una almohada cervical. Es por esto que su popularidad ha ido en aumento en los últimos años. En algunas ocasiones, los usuarios la adquieren para disfrutar de un descanso más cómodo y placentero. No obstante, también son utilizadas para mejorar el descanso en ciertas patologías.

¿En qué se diferencia de una almohada normal?

No es un tipo de almohada para utilizarse de cualquier manera: está diseñada para cuidar el cuello de la mejor forma posible. Por tanto, un uso incorrecto e inapropiado de la misma puede ser tan perjudicial como no usarla. Las almohadas cervicales cuentan con una pequeña zona curvada en la parte central, con un desnivel de aproximadamente 2,5 centímetros entre la zona baja y la zona alta. Además, son almohadas compuestas de viscoelástica para una mayor adaptación a la postura del usuario.

La almohada cervical cuenta con un desnivel de 2,5 centímetros entre su zona baja y su zona alta

Esta viscoelástica está moldeada de tal manera que se adapta al cuello del usuario con una precisión casi milimétrica. Esto evita tanto las posturas forzadas como la aparición de lesiones cervicales. Se recomienda para personas con dolor en la zona cervical y para quienes hayan sufrido de alguna lesión en la zona.

¿Cómo usarla?

Para disfrutar de un uso adecuado de la almohada cervical, hay que colocarla en la cama de forma que la inclinación curvada de la misma quede en la zona más próxima al cuello. De esta forma, la zona cervical está en contacto directo con la zona abultada de la almohada y el resto de la cabeza descansa sobre la zona con una curva natural.

almohada cervical comoda

Es, por tanto, un tipo de almohada de uso sencillo y fácilmente comprensible por todo tipo de personas, desde niños a personas mayores. La gran facilidad de uso y los beneficios que reporta a nivel de descanso han propiciado su crecimiento y a día de hoy se encuentran en multitud de hogares de todo el país.

Como se puede apreciar, tan solo hay que seguir unos pasos muy sencillos y elegir una almohada cervical de calidad y viscoelástica para poder disfrutar de un descanso más cómodo y placentero eliminando el riesgo de daños y lesiones en la zona cervical.