Consejos para limpiar el polipiel de tu cabecero y tu canapé

May 21, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Cuando configuramos un hogar lo más bonito posible, son muchos los materiales y elementos de decoración a considerar. Por suerte a día de hoy es posible elegir entre multitud de materiales diferentes. No obstante, la realidad demuestra que la mayor parte de la población prefiere materiales de calidad como la polipiel.

Es un material que podemos encontrar en diferentes elementos del hogar. Por ejemplo, las sillas pero donde se usa principalmente es en los cabeceros de las camas y en los canapés. La polipiel imita el efecto y el tacto de la piel natural de forma muy similar. Para quienes no cuentan con demasiados conocimientos, puede pasar completamente inadvertida.

Un problema frecuente para quienes tienen en casa cabeceros y canapés de polipiel es cómo limpiarlos dañando lo menos posible. Saber cómo limpiar polipiel es fundamental para contribuir a su conservación con el paso del tiempo. Por esta razón, es importante seguir una serie de consejos para evitar dañar el material.

Principales cuidados para limpiar la polipiel

Para limpiar polipiel es necesario seguir los siguientes pasos. En primer lugar, se necesita un paño humedecido o seco en agua templada que servirá para limpiar la polipiel. Combinar el paño con un jabón que sea neutro es fundamental evitar productos químicos como ceras, limpiacristales o disolventes. Estos productos que deterioran el material y reducen su nivel de brillo.

Limpia el polipiel con un paño húmedo, pero recuerda: evita los productos químicos como las ceras o disolventes

Además del uso de jabón, también es posible usar otros sistemas que han demostrado cierta eficacia limpiando la polipiel. Entre estos otros sistemas destacan el uso de un paño húmedo con amoniaco, la piedra pómez para eliminar suciedades incrustadas, limpiar con algodón humedecido en vinagre blanco o el uso de los conocidos como “borradores mágicos”, productos específicos de limpieza de polipiel que se venden en las tiendas.

Para conseguir una polipiel más brillante e hidratada también existen trucos de limpieza. Uno muy conocido es el uso de un algodón impregnado de leche desmaquillante. Se aplica sobre toda la superficie y a continuación se limpia con el paño humedecido y el jabón neutro. También se suele usar un trapo con crema hidratante clásica y posteriormente se procede a su limpieza, como con la leche desmaquillante.

Canape Polipiel Barato

Hay que tener claro que no se debe frotar con demasiada intensidad el cabecero o el canapé de polipiel. Aplicar demasiada fuerza puede ocasionar un daño irreversible. Del mismo modo se recomienda actuar de forma inmediata sobre las manchas que se puedan ocasionar, ya que cuanto más tiempo se deje más se impregnará en el material y por tanto más difícil será de eliminar.

Recomendaciones para que la polipiel dure más tiempo

Además de limpiar de forma adecuada tu cabecero o canapé de polipiel, es recomendable seguir algunos consejos para que se mantenga perfecta como el primer día durante más tiempo. El polipiel es un material bastante resistente, pero debes evitar que le dé el sol de forma directa de forma habitual. Esto puede hacer que el material se seque y se agriete. Pero la humedad tampoco es buena, evita colocarla en habitaciones donde tengas humedad.

Conseguir que tu producto de descanso tapizado en polipiel aguante el mayor tiempo posible es una cuestión de constancia. Para ello, debes saber prevenir como solucionar. Aislar tu cabecero y tu canapé de la exposición a daños es el primer paso para evitar que este sufra un deterioro. En cualquier caso, revisa periódicamente tu cabecero y tu canapé para que, en caso de ver alguna mancha de la que no te hayas percatado, puedas limpiarla.