Dormir bien mejora tu salud

Jul 9, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

A menudo, nos vemos haciendo malabares con el tiempo para encajar el trabajo, la familia, el ocio… Y, muchas veces, debido a esto, sacrificamos tiempo de descanso. Podemos pensar que es una necesidad que no resulta tan importante.

Incluso hay quien se pregunta si es exagerada la medida de dormir ocho horas diarias para que nuestro cuerpo funcione como es debido. Pero, ¿es esto cierto? ¿Es totalmente necesario dormir ocho horas para que nuestras funciones vitales transcurran con normalidad?

Según los expertos: así es. Dormir bien mejora tu salud, tanto física como mental. Tanto es así que, de no descansar lo suficiente, nuestro cuerpo puede sufrir las consecuencias en múltiples ámbitos de nuestra salud.

Problemas que pueden derivar de dormir mal

Las consecuencias que puede tener en nuestro organismo el hecho de no dormir bien pueden ser varias. Una de las más comunes son los dolores de espalda, pero desgraciadamente los posibles efectos negativos que pueden tener un mal descanso no terminan ahí.

Según la ciencia, son varias las enfermedades que pueden derivar del hecho de dormir mal. Entre las más investigadas, podemos destacar:

  • Problemas de memoria. La falta de sueño puede derivar en problemas cognitivos, específicamente en la memoria.
  • Diabetes. Dormir poco también se ha visto asociado con un mayor riesgo de sufrir diabetes.
  • Accidente cerebrovascular. También existe un riesgo mayor de sufrir este problema en el caso de dormir mal.
  • La falta de sueño también podría tener algo que ver en la aparición de esta enfermedad.

Por si todos estos problemas fueran pocos, la ciencia también ha podido comprobar que las personas que no descansan lo suficiente tienen una esperanza de vida más corta.

Pero lo cierto es que los problemas derivados de un mal descanso no acaban ahí. Además, hay otras patologías que pueden verse relacionadas con la falta de sueño:

Mayor riesgo de accidentes

Como ya hemos dicho, la falta de sueño puede derivar en problemas cognitivos. Estos pueden hacer que estemos menos atentos y, de esta manera, más expuestos a sufrir accidentes laborales, de tráfico…

Estrés

Otro de los posibles problemas en los que puede derivar un mal descanso es el estrés. La privación de sueño puede hacer que estemos más cansados, y suponernos así más trabajo el enfrentarnos al día a día.

La obesidad

Según ha podido determinar la ciencia, la falta de sueño podría verse relacionada con la obesidad. Esto se debe a que descansar menos de lo que necesitamos podría incrementar el apetito, al igual que las ganas de comer. Lo que ocurre es que, cuando no somos capaces de dormirnos, nuestras hormonas sufren un desajuste que nos lleva a tener una mayor sensación de hambre.

Problemas de crecimiento

La falta de sueño puede derivar en problemas de crecimiento. Esto es debido a que la hormona de crecimiento se libera por la noche, cuando dormimos. Por eso resulta clave descansar como es debido especialmente en la infancia y en la adolescencia.

¿Cómo mejora nuestra salud el hecho de dormir bien?

Como puedes ver, dormir bien, como mínimo, nos protege de algunos problemas de salud. Entre ellos, podemos encontrar un asentamiento de los conocimientos adquiridos durante el día: dormir impulsa la asimilación de la información que hemos recogido durante la hornada.

Por supuesto, el cerebro no es el único beneficiado en esto. Mientras dormimos, nuestro organismo, de alguna manera, “recarga” la energía para sus diferentes funciones, como puede ser el sistema inmune. Además, cuando dormimos, nuestro cuerpo disminuye su actividad y se relaja.

Esto permite al sistema circulatorio disminuir su ritmo de trabajo, dado que la presión arterial disminuye y no se necesita tanto esfuerzo para bombear la sangre. Pero los beneficios de dormir bien para nuestra salud no acaban ahí.

Dormir bien también beneficia nuestro sistema cardiovascular y el control de peso. Y es que un mal descanso se ha visto relacionado con problemas como la obesidad o un mayor riesgo de accidente cardiovascular, como hemos visto. Así pues, cuando dormimos, evitamos que estos problemas se desarrollen y aumenten la tensión arterial y la frecuencia cardíaca.

Como ves, dormir bien mejora nuestra salud, así como dormir mal hace que se vea afectada. Por eso es tan importante tratar de dormir de 7 a 8 horas cada noche, así como priorizar el descanso sobre otras cosas. ¡Recuérdalo!