¿Dormir con una pierna fuera mejora el descanso?

Nov 11, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

¿Quién no se ha visto alguna vez en la necesidad de dormir con una pierna fuera de los textiles de la cama? Curiosamente, el impulso de sacar las piernas del edredón, lejos de ser una simple manía, está estrechamente relacionado con mecanismos naturales que promueven el sueño reparador.

La importancia de la temperatura en nuestro descanso

Pocas personas conocen la verdadera importancia que tiene la temperatura en nuestro lugar de descanso. Nuestro cuerpo es una máquina compleja y sofisticada a la que le gusta tener todo bajo control, y mientras nosotros dormimos, él sigue campando a sus anchas.

Cuando nos vamos a la cama suceden mecanismos que trabajan para regular nuestra propia temperatura, la cual, desciende durante el descanso nocturno. La termorregulación corporal contribuye activamente a un descanso profundo y placentero, mitigando los cambios de temperatura y manteniendo el calor constante en nuestro cuerpo.

Un confort térmico deficiente altera e interrumpe las fases naturales del sueño provocando despertares nocturnos que perjudican, en mayor o menor medida, a nuestro bienestar físico y emocional.

¿Por qué nuestras piernas quieren dormir fuera de la manta?

El Instituto del sueño de Science of Us tiene una explicación: sus estudios demostraron que existe una fuerte relación entre las altas temperaturas y el estado de alerta, la atención, la memoria y el tiempo de reacción en las personas. Por el contrario, las bajas temperaturas consiguen que nos sintamos soñolientos, motivo por el que la temperatura corporal desciende de forma natural antes de ir a dormir.

Se cree que el cerebro y el cuerpo reaccionan involucrando a los pies, los cuales, poseen estructuras vasculares especializadas que ayudan a regular la pérdida de calor. En concreto, los vasos sanguíneos anastomosis arteriovenosas están diseñados para disminuir el calor corporal.

En un intento de aceleración de este proceso natural, sacar las piernas de las sábanas promueve el descenso de temperatura que induce al sueño profundo, por lo que realmente, tiene mucho sentido sacar los pies para conciliar el descanso.

Textiles que ayudan a regular la temperatura mientras dormimos

Existen textiles que ayudan a regular la temperatura corporal. Utilizar sábanas, mantas, colchas y edredones transpirables impedirá que nuestras piernas duerman fuera, ya que el calor no se acumulará dentro de la cama.

Nórdicos transpirables

Aunque el acto de sacar la pierna puede suceder independientemente de la época del año en la que nos encontremos, es más común que el calor se acumule bajo la ropa de cama de invierno. Los nórdicos de fibra dificultan mucho la transpiración, por ello, la mejor opción es usar nórdicos de plumas que aportan niveles óptimos de calor al cuerpo a la vez que transpiran. Estos nórdicos favorecen la termorregulación y permiten la refrigeración que nuestro organismo necesita para un descanso profundo y reparador.

Colchones transpirables y termorreguladores

El colchón que utilices también juega un papel importante en tu temperatura corporal. Los colchones transpirables evitan la sudoración y permiten que la temperatura de tu cuerpo se mantenga en sus niveles óptimos durante el sueño. Sus tejidos están específicamente diseñados para evacuar el calor y aumentan el flujo de aire aportando el frescor que tu organismo necesita.

En Maxcolchon disponemos de colchones fabricados con tecnología y tratamientos avanzados como Dry-Feel, Ice-Feel y Eco-Fresche.

 Ropa de cama transpirable

Utilizar protectores de colchón, así como sábanas y fundas nórdicas transpirables, también favorecerán que duermas sin interrupciones nocturnas a causa de la temperatura.

Las fundas cubrecolchones deberán aportar frescor a tu descanso además de ser impermeables. Utiliza solo aquellos protectores de colchón que absorban la humedad y permitan la correcta regulación de tu calor corporal. Asimismo, los juegos de sábanas y las fundas nórdicas deberán proporcionar confort y frescor a tu reposo.

Dormir con una pierna fuera será innecesario si utilizas materiales y equipos de descanso que transpiren y no retengan la humedad. Viste tu mejor colchón con ropa transpirable y, ¡siéntete libre de dormir toda la noche!