¿Qué colchón aguanta más peso?

Feb 14, 2020 | TE INFORMAMOS |

A la hora de adquirir un nuevo colchón es tan importante fijarnos en sus medidas como en el peso que necesitamos que aguante. Especialmente cuando se trata de aquellas personas que tienen un alto peso, la composición del colchón es algo a tener en cuenta para que el descanso sea óptimo y el colchón no sufra.

Para controlar ese factor al máximo, hemos de prestar atención tanto al material del colchón como a la densidad de estos materiales. Y es que estos materiales han de asegurar una densidad suficiente como para acoger debidamente el cuerpo de la persona. Pero, ¿qué tiene que tener un colchón para que sea lo más resistente posible?

En este caso, cuando hablamos de soportar grandes pesos, los colchones han de contar con bloques resistentes y de gran densidad. Un material conocido tanto por su gran adaptabilidad como por la resistencia que es capaz de aportar es la viscoelástica. Se trata de un componente que puede estar compuesto por varios tipos de densidad. Estos pueden ir desde los 20 hasta los 90 kg aproximadamente.

Para las personas que tienen un peso alto se recomienda una densidad de viscoelástica considerable, que supere los 65 kg al menos. Todo dependerá del peso que necesitemos soportar, ya que una persona que pesa unos 60 kg probablemente note duro un colchón con una densidad viscoelástica de más de 70 kg.

En cualquier caso, hoy en día casi todos los materiales pueden combinarse para crear colchones que aguanten cuerpos de alto peso. Así, los colchones de muelles ensacados o los colchones con un bloque HR también resultan recomendables para aquellas personas que buscan un colchón que les confiera de una alta resistencia para el descanso.

Un colchón normal puede aguantar unos 120 o 130 kg. Es por eso que, sea cual sea el material, hemos de asegurarnos de que el colchón está preparado para aguantar ese mismo peso o más. Y es que, de no ser así, tanto el colchón como el descanso de la persona pueden sufrir en gran medida.

Para empezar, es muy probable que el colchón se deforme antes de lo que debería si aguanta más peso del recomendado por el fabricante. Esto puede provocar que el colchón deje de resultar cómodo y provoque incluso dolores de espalda durante el día, que pueden traducirse en otros problemas como dolores de cabeza o un mal desempeño en las tareas laborales.

UN COCLHÓN ACORDE A TU PESO

Por eso puede resultar clave elegir bien el colchón que necesitamos. Las personas que cuentan con pesos elevados necesitan una firmeza mayor, pero que al mismo tiempo aporte una adaptabilidad mínima para reducir las presiones que se ejercen en el cuerpo. El colchón Sensity facilita el descanso mediante la distribución de pesos que  consigue a través de sus distintas capas, lo que también le aporta más tiempo de vida.

Este colchón específico para pesos elevados permite olvidarse de los posibles problemas que puedan desarrollar las personas corpulentas debido a un mal descanso. Su firmeza y resistencia hacen al colchón Sensity capaz de mantener la posición correcta del cuerpo durante el sueño. Por si fuera poco, este colchón es silencioso ya que no posee ningún sistema de muelles que puedan producir ruidos durante los movimientos al dormir.