A la hora de adquirir un nuevo soporte para nuestro colchón tenemos varias opciones disponibles. Por un lado, están los clásicos somieres de láminas, que han sido utilizados durante mucho tiempo como el principal soporte para los colchones. Más tarde aparecieron las bases tapizadas, una gran opción que permite que el colchón descanse totalmente sobre el soporte. Por último, la novedad cada vez más elegida es el canapé abatible. Se trata de un soporte que permite al colchón descansar totalmente sobre la base y, dispone de un amplio espacio de almacenaje dentro del mismo.

Así, un canapé abatible es un complemento ideal porque ofrece muchas ventajas en el descanso: actúa como soporte sólido, decora la habitación ofreciendo una mayor elegancia y aquellos que disponen de apertura garantizan la posibilidad de economizar mejor el espacio del dormitorio.  Resultan además soportes que ofrecen una gran resistencia, firmeza y acogida homogénea en el descanso, convirtiéndose así en una gran opción tanto como soporte de nuestro colchón como de mueble de almacenaje.

Sin embargo, a la hora de elegir cuál es el canapé abatible ideal en nuestro caso, puede resultar complicado decantarse por unos o por otros. ¿Qué debemos de tener en cuenta a la hora de escoger un canapé abatible?

Tipos de canapés abatibles según el material del que estén hechos

Uno de los aspectos que tendremos que tener en cuenta para elegir nuestro canapé es el material del que esté fabricado. Los canapés abatibles pueden ser de madera o tapizados en el tejido que prefiramos.

Canapé abatible de madera

El mobiliario de madera crea una estética clásica y especial en nuestra habitación que resulta única. Si lo que buscas es originalidad y un toque de sobriedad, entonces el canapé de madera será tu mejor opción. En este caso también tendremos la posibilidad de elegir el tipo de madera en el que preferimos nuestro canapé, lo que nos permitirá combinar la estética de nuestra habitación con nuestra cama tal como prefiramos.

Si lo que buscas para tu habitación es un canapé que aporte luminosidad y claridad al ambiente, entonces el canapé de madera blanca puede ser perfecto para ti. En el caso de que estés en busca de algo más intermedio, ni claro ni oscuro, entonces puedes decantarte por la madera nogal para tu canapé abatible.

Si buscamos un canapé abatible de madera en tonalidades intermedias, en Maxcolchon tenemos disponibles las maderas cerezo o cambrian. Y por último, en el caso de que busques una madera oscura, puedes adquirir tu canapé abatible en madera wengué.

Canapé abatible tapizado

En vez de en madera, también podemos adquirir nuestro canapé abatible tapizado. Por lo general, podemos encontrar los canapés abatibles tapizados en tres tipos de tejido:

  • Aqualine: Este tejido innovador resulta muy útil para aquellas personas que busquen un material especialmente resistente para su canapé abatible. En este caso, este tejido tiene la ventaja de repeler el agua, destacando por su alta resistencia a los líquidos y por ser impermeable y duradero. Aporta una estética elegante y distinguida al dormitorio y podemos adquirirlo en distintos colores.
  • Polipiel: Es un tejido disponible en una gran variedad de colores, que aporta una estética uniforme en cuanto a su tonalidad. A la vista, se trata de un tejido que aparenta sencillez y un aspecto frío y moderno al dormitorio. Además, este material se lava fácilmente.
  • Chenilla: Adquirir nuestro canapé abatible en tejido chenilla hará que la cama tenga un aspecto clásico y sencillo. Además, se trata de un tejido muy resistente a rasguños y golpes.

Tipos de abertura de la tapa del canapé

Otro aspecto al que tendremos que prestar atención a la hora de adquirir nuestro canapé es el la abertura que queremos que tenga su tapa. Todos los canapés tienen una tapa que se abre al cajón en su interior, y según sea su medida y el lugar que ocupen en la habitación, esta tapa puede abrirse lateral o frontalmente.

Un canapé abatible frontal suele adquirirse para camas que ocupan un lugar central en la habitación. En este caso, resulta cómodo abrir la tapa desde los pies sencillamente levantándola.

Por otro lado, un canapé abatible lateral resulta perfecto en aquellos casos en los que la cama está dispuesta en una esquina de la habitación. De esta manera, la tapa se abre por uno de los lados ahorrando todo el espacio posible. Este tipo de abertura solo está disponible en medidas indiviuales.