Hormigueo en las manos al despertar: Causas y cómo evitarlo

May 16, 2024 | CONSEJOS, DESCANSO, PROBLEMAS FISICOS

¿Alguna vez has experimentado una sensación de hormigueo en las manos al despertar? Una especie de adormecimiento de esa zona tan concreta que, aunque puede llegar a confundirnos, no debemos asustarnos ni preocuparnos por ello. Te contamos los motivos por los que se produce este efecto fisiológico tras una noche de sueño.

¿Qué es el hormigueo en las manos o parestesia?

Puede que algunas veces que te despiertas, el brazo no te responde y la mano está completamente dormida. Tu extremidad no reacciona. Sí, estás experimentado un despertar con hormigueo en las manos.

Si no te reconoces viviendo esta situación, eres de ese pequeño porcentaje que esquiva ese episodio desagradable. Pero al resto nos gustaría saber qué hacemos mal para que ese fenómeno se repita cada cierto tiempo. ¿Por qué a veces nos despertamos con la mano dormida?

A lo que popularmente conocemos como hormigueo, de manera científica se le llama parestesia. Así es la denominación con la que conocemos a ese tipo de sensaciones punzantes muy relacionadas con el hormigueo, los picores, las quemazones o incluso el entumecimiento de una parte muy concreta del cuerpo.

La parestesia en manos aparece de manera involuntaria y, por regla general, cuando presionamos algún nervio sensitivo durante un periodo determinado de tiempo. Con esto ya nos debería valer para no alarmarnos ni preocuparnos cuando se nos duermen las manos o alguna otra zona del cuerpo. Sin embargo, pueden existir más razones por las que podemos despertarnos con esta sensación tan incómoda y molesta de hormigueo en las manos por la mañana.

Etapas del hormigueo en las manos

Según la comunidad médica, existen tres etapas dentro de la parestesia. En primer lugar, tras tres o cuatro minutos de presión de la mano o el brazo, aparecería lo que llamamos hormigueo de comprensión. Tras diez minutos, entraría en juego la segunda etapa de suave adormecimiento. Una fase que perduraría siempre y cuando la presión sobre el nervio siguiera afectando la irrigación sanguínea. Por último, ya en la tercera etapa, la conocida como liberación del pinchazo es sinónimo de una sensación de pinchazos en las extremidades. Como si nos clavaran alfileres.

Como decimos, aunque despertarse con una parestesia temporal se puede haber originado por una presión demasiado prolongada de la mano o el brazo, existen otro tipo de causas más graves que la convertirían en una parestesia crónica. Es decir, un síntoma provocado por algún tipo de lesión nerviosa o de carácter neurológico.

Causas del hormigueo en las manos o parestesia

Los expertos aseguran que las manos entumecidas al despertar no es indicio de trastorno grave y se trataría de un tema postural. Cuando dormimos encima del brazo y de la mano se produce falta de flujo sanguíneo. Además de paralizada, la mano se encuentra gélida, lo que significa que el riego no estaba llegando correctamente. Cuando la agitamos con la otra mano la sangre empieza de nuevo a regar la zona y el brazo vuelve a su ser. Si vuelves a levantarte con la mano dormida, mantén la calma y espera un par de minutos a que la irrigación se restablezca.

¿Por qué ocurre el fenómeno “de la mano dormida” fundamentalmente de noche? ¿Por qué me despierto con hormigueo en las manos?, te preguntarás. La respuesta es fácil. Cuando notamos que algo no funciona bien, sentimos un leve cosquilleo, cambiamos de postura para que el flujo vuelva. Y ¿siempre es la mano? Normalmente sí, ya que es un grupo muscular pequeño que fácilmente puede quedar aprisionado por el resto del cuerpo.

¿Por qué se duermen las manos al dormir? Otras causas que podrían provocar el hormigueo al despertar son las siguientes:

– Migraña: Este tipo de molestias puede llegar a provocar tanto dolor que, en algunas ocasiones, se puede llegar a perder la movilidad del área afectada. Hasta un 15% de los afectados por migrañas pueden tener cosquilleo y hormigueo en manos y brazos.

– Alteración de la circulación sanguínea: Enfermedades relacionadas con la alteración de la circulación sanguínea como la aterosclerosis son otros de los focos principales que pueden derivar en el cosquilleo en las manos.

– Ictus: Aunque es la causa más grave, a su vez funciona como el mejor indicador. Padecer hormigueo en las manos junto a otro tipo de trastornos en el habla, la visión o un dolor de cabeza pueden ser sinónimos de haber sufrido un ictus o algún accidente cardiovascular.

Síndrome del túnel carpiano: Realizar movimientos con los dedos muy repetitivos y durante bastante tiempo puede provocar que los ligamentos se inflamen. Algo que ocasiona que el nervio se quede atrapado en el túnel de la muñeca, produciendo así el hormigueo en las manos. Este síndrome es muy común en trabajadores que realizan movimientos repetitivos con sus manos. Por ejemplo, escritores, músicos, sastres o incluso programadores informáticos.

– Codo de tenista: Similar a la causa anterior, la inflamación en el tendón conocida como codo de tenista puede también provocar esta sensación de hormigueo en los dedos o incluso en el brazo.

– Esclerosis múltiple: Aquellos que padecen de esclerosis múltiple pueden ver como se les reduce la sensibilidad, provocando, de manera contradictoria, una mayor sensación de hormigueo en las manos. Esto se debe a que la eliminación de las membranas del cerebro y los nervios de la médula espinal no permiten el correcto paso de los impulsos nerviosos.

– Neuropatía diabética: Cuando, de manera constante, los niveles de azúcar aumentan, los nervios pueden tender a sufrir un tipo de lesión que llegará a generar hormigueo en las manos que acabará traduciéndose en un dolor profundo de las extremidades.

– Osteocondrosis cervical: Conocemos como osteocondrosis cervical a esa enfermedad en la que la compresión de un nervio y la perturbación del flujo de la sangre afectan a la columna vertebral. Y uno de sus síntomas no es otro que la parestesia.

– Neuralgia del plexo braquial: La red de nervios que nos envía señales desde la médula espinal hasta las extremidades sufre un tipo de inflamación cuyos síntomas pueden ser el adormecimiento en las manos.

De qué es síntoma el hormigueo en las manos

¿Qué causa que se duerman las manos? En ocasiones, el entumecimiento viene provocado por la compresión de los nervios de la extremidad superior. El nervio radial recorre todo el brazo desde el hombro hasta la mano y proviene de la médula espinal. Sería como el cable que expande la señal, el impulso nervioso a todo el brazo. Por algún motivo el cable se desconecta dejando de enviar puntualmente la señal al miembro que rige.

Sin embargo, el levantarse con las manos dormidas puede ser indicativo de problemas más graves en las vértebras cervicales, que pueden pinzar el nervio. En este caso, la sensación no se iría rápidamente al levantar o bien ocurriría en otras circunstancias. Cuando ocurre de este modo, lo ideal es consultar con un profesional en la materia. En este caso no se trataría de algo anecdótico sino de un asunto susceptible de ser valorado por un equipo médico.

Consecuencias del hormigueo en las manos

El hormigueo en las manos puede tener diversas consecuencias que afectan tu calidad de vida y bienestar general más allá de que digamos “se me duermen las manos por la noche”.

  1. Dificultad para realizar tareas cotidianas

El cosquilleo en los dedos de las manos puede dificultar la realización de tareas cotidianas, como escribir, manejar objetos pequeños o realizar actividades domésticas. Y es que, la sensación de entumecimiento y la falta de sensibilidad en esa parte del cuerpo puede interferir con tu capacidad para realizar estas actividades con precisión y seguridad.

  1. Impacto en la calidad del sueño

El hormigueo en las manos puede interferir con tu capacidad para conciliar el sueño o permanecer dormido durante la noche. La sensación puede ser molesta e incómoda, lo que dificulta encontrar una posición cómoda para dormir. Además, si el hormigueo está asociado con condiciones médicas subyacentes, como el síndrome del túnel carpiano, puede empeorar durante la noche, interrumpiendo tu sueño.

  1. Disminución de la calidad de vida

Despertarse con las manos dormidas puede afectar tu calidad de vida al limitar tus actividades diarias y provocar molestias constantes. La sensación de hormigueo puede ser persistente y afectar tu estado de ánimo y bienestar general.

  1. Riesgo de lesiones

El hormigueo en las manos puede aumentar el riesgo de lesiones debido a la falta de sensibilidad y coordinación en las manos. La disminución de la sensibilidad puede dificultar la detección de objetos calientes o afilados, aumentando el riesgo de quemaduras o cortes accidentales.

¿Cuándo preocuparse por el hormigueo en las manos?

Cuando se trata de hormigueo en las manos, es importante estar alerta a ciertos signos que podrían indicar un problema más serio. Esto incluye hormigueo persistente o recurrente que no desaparece con el tiempo, especialmente si se acompaña de otros síntomas como debilidad muscular, dificultad para hablar o cambios en la visión.

Si el hormigueo interfiere con tus actividades diarias o afecta significativamente tu calidad de vida, es fundamental buscar atención médica para abordar el problema y recibir el tratamiento adecuado que pueda aliviar los síntomas y mejorar tu bienestar general.

¿Cómo evitar el hormigueo en las manos?

Para asegurarnos una buena higiene durante el sueño y evitar las manos dormidas al despertar, debemos centrarnos en elegir un buen colchón y, como no, una almohada adecuada a nuestras características físicas y forma de dormir. Un colchón y una almohada preparados evitarán los problemas que se producen cuando la superficie de descanso presenta deficiencias. Y es que, en nuestra cama debemos estar lo más cómodos que nos sea posible, sin tener que dar vueltas para encontrar la postura adecuada o levantarnos con la sensación de que no hemos descansado lo suficiente.

¿Cómo aliviar el hormigueo en las manos?

Existen varias formas de aliviar el hormigueo y mejorar nuestra salud.

  1. Estiramientos

Realizar estiramientos simples puede ayudar a aliviar el hormigueo en las manos. Estirar los dedos, las manos y los brazos puede mejorar la circulación sanguínea y reducir la presión sobre los nervios.

  1. Ejercicio regular

Mantenerse activo con ejercicio regular puede mejorar la salud cardiovascular y reducir el riesgo de hormigueo en las manos. El ejercicio aumenta el flujo sanguíneo a las extremidades.

  1. Posturas ergonómicas

Adoptar posturas ergonómicas al trabajar o realizar actividades que requieran el uso repetitivo de las manos puede ayudar a prevenir el hormigueo. Mantener una postura adecuada y utilizar herramientas ergonómicas puede reducir la presión sobre los nervios y mejorar la circulación.

Remedios caseros para cuando se duermen las manos

  1. Masajes

Los masajes suaves en las manos y los brazos pueden ayudar a aliviar el hormigueo al mejorar la circulación sanguínea y reducir la presión sobre los nervios. Para ello, podemos utilizar aceites esenciales relajantes. Por ejemplo, lavanda o menta.

  1. Baños calientes

Sumergir las manos en agua tibia con sales puede ayudar a aliviar el hormigueo y relajar los músculos.

  1. Compresas frías o calientes

Aplicar compresas frías o calientes en las manos puede aliviar el hormigueo al reducir la inflamación y mejorar la circulación sanguínea. Lo ideal es alternar entre compresas frías y calientes para proporcionar alivio adicional que promueva la recuperación.