¿Cómo guardar un edredón o un relleno nórdico?

Mar 22, 2019 | INFORMACION DEL DESCANSO, TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

Nos despedimos de la temporada fría de invierno dándole la bienvenida a la primavera. Una época del año donde cambiamos y lavamos la ropa de cama que ya no utilizaremos en primavera, como el nórdico o el edredón. Con unos sencillos pasos te damos algunas ideas para resguardarlo y conservarlo en perfecto estado hasta el regreso del frío.

Cómo lavar el edredón o el nórdico

Los edredones y los rellenos nórdicos son muy prácticos en la época de invierno. Son ligeros y retienen mejor el calor que las tradicionales mantas. Pero cuando comienzan a subir las temperaturas debemos limpiarlos y guardarlos. La pregunta es: ¿Cómo guardar un edredón nórdico de manera correcta?

La pauta fundamental antes de guardar la ropa de cama es lavarla. Los edredones nórdicos se dividen en dos tipos: Los edredones de fibras sintéticas y de plumas naturales. Por fortuna, casi todos los edredones pueden lavarse en casa. No obstante, debes tener en cuenta que no se debe forzar la lavadora si el edredón es de gran tamaño.

Si el tamaño del nórdico permite lavarlo en la lavadora podemos usar un sencillo truco para que al final del lavado, el edredón quede mullido. Dentro de la lavadora coloca una pelota de goma o de tenis. Esto ayudará a que se separen las fibras o las plumas mientras se lava y evitará que se apelmacen.

Almacenaje de los canapés abatibles

Otras recomendaciones:

  • Usa detergentes suaves y con fragancias sutiles, recuerda que estará guardado durante una larga temporada.
  • Nunca, por ningún motivo, uses lejía para lavar los edredones nórdicos.
  • Para secar los edredones hay que evitar colocarlos directamente al sol porque podrían decolorarse.
  • El secado debe ser rápido para evitar que proliferen las bacterias.

Y por supuesto, si es muy complicado lavarlo en casa, usa un servicio de tintorería para un lavado en seco.

Tu canapé abatible o tu armario son dos puntos ideales donde guardar tu edredón

Cómo guardar la ropa de cama gruesa y ahorrar espacio

¿Cómo guardamos el edredón? Entre las sugerencias para ahorrar espacio en casa tenemos:

  • Si tienes un canapé abatible con espacio de almacenaje, esta suele ser la opción preferida por la mayoría. No sólo porque mejora la estética de la habitación, sino porque te permite mejorar espacios. Gracias al canapé lo tendrás todo más a mano y nada te quitará espacios de otras zonas.
  • En la parte superior de los armarios se puede aprovechar el espacio libre que tienen hasta el techo para almacenar la ropa de cama. Pero recuerda que debe ser un espacio libre de humedad.
  • Un baúl. Hay baúles para las cabeceras y para los pies de la cama que son ideales para guardar los cojines, la ropa de cama o las colchas extras que tengas en casa. Además, son hermosos elementos decorativos.

Los  edredones y los rellenos nórdicos no son un gran problema a la hora de guardarlos, solo que nos complicamos al ver el enorme volumen que tienen. Otros consejos para guardarlos de manera óptima son:

  • Usa una funda: puedes guardarlo en la que venía el edredón cuando lo compraste.  Esta se ajusta a su tamaño por lo que solo debes doblarlo bien e introducirlo en ella.
  • Puedes guardarlo en bolsas al vacío. Te permitirá ahorrar mayor espacio al reducir el volumen del edredón.
  • No le pongas peso encima cuando lo guardes porque se puede dañar su interior y apelmazar el relleno.
  • Añade una bolsita antipolillas y otra bolsita perfumada para resguardarlo y que huela fresco en el próximo invierno.