¿Cómo mejora nuestra salud al hacer la cama?

Jul 30, 2019 | SALUD, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Tener un buen descanso pasa por muchos factores, que se pueden resumir en dos grande rasgos: buenas rutinas y productos de calidad. Si hablamos de buenas rutinas de descanso, hay bastantes puntos clave a tocar. Una cosa que debe quedar clara es que de la salud y el descanso van de la mano: cuidar tus rutinas de descanso y tu salud. La buena alimentación, el hacer ejercicio físico, rechazar cosas insanas y cuidar cada aspecto de tu higiene son puntos que van directamente a tu buena salud, y que acaban también influyendo en tu descanso.

Uno de los puntos clave, que va relacionado con tu higiene, es el de hacer la cama. El acto rutinario de hacer la cama va mucho más allá del orden que esto aporta en tu habitación. ¿Por qué aspectos hacer la cama es bueno para tu salud?

 

¿Por qué mejora tu salud al hacer la cama?

Hay cuatro grandes aspectos por los que tu salud agradecerá el hacer la cama cada mañana.

1. Lo mejor para tu espalda

Dormir en una cama arreglada y lisa es lo mejor para tu salud, físicamente. Según el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid, una superficie arrugada y con altibajos genera puntos de presión en tu espalda. Si duermes sobre una superficie tan irregular, te expones a contracturas y dolores musculares. Uno de los principales motivos por los que tener la cama bien alisada y preparada siempre.

2. Tu higiene, un punto indiscutible

Hacer la cama tiene unas ventajas muy razonables a nivel higiénico, ya que evita la acumulación de polvos y residuos sobre ella. Esto es bueno para tu salud y para combatir tus alergias, pero también para mantener el colchón en las mejores condiciones posibles cada noche.

Hacer la cama cada mañana es bueno para tu salud e higiene personal, previniendo de alergias, pero también para conservar tu colchón en el mejor estado posible

3. Evita posibles resfriados

Si no duermes en una cama hecha, tus sábanas no estarán preparadas para el descanso. Al no estar todo bien colocado y fijo, tus sábanas podrán desarroparte. Una desventaja no sólo para tu comodidad, sino también para tu salud. Destaparte en pleno sueño enfriará tu cuerpo, lo que llevará a resfriados y constipados por no haber descansado adecuadamente. La conclusión es clara: cuanto mejor preparada esté tu cama, mejor para tu descanso.

Lo mejor para tus hijos también

El hábito de hacerse la cama es una actividad que los niños deben adquirir desde bien pequeños. Es uno de los métodos más eficientes para que nos acordemos de lo importante y eficaz que es hacerse la cama desde bien pequeños. Es un hecho: la pereza o la falta de tiempo son de los peores enemigos a los que enfrentarse cada mañana, antes de hacer la cama. Por esta razón, es más que recomendable que desde bien pequeños se enseñe a los hijos lo importante que es hacerse la cama cada mañana, de forma rutinaria.