¿Cómo puede ayudarte el dormir bien a evitar dolor de espalda?

Sep 16, 2019 | MEJORA TU DESCANSO | 0 Comentarios

Muchos de los dolores de espalda que sufrimos se generan durante la noche mientras dormimos. Una mala postura y un colchón inadecuado hacen que tanto los músculos, como los huesos de la espalda sufran, y que posteriormente produzcan esos molestos y temidos dolores de espalda.

Dormir bien es una necesidad para nuestra salud, tanto física como psíquica. Llevamos una vida muy dinámica, donde el estrés forma parte del día a día. Para poder paliar toda esta actividad que realizamos diariamente, necesitamos descansar por la noche, durmiendo de forma placentera y evitando que esas horas de sueño nos generen más problemas.

La importancia de un buen colchón

Para poder dormir bien es necesario que el cuerpo se encuentre bien respaldado, sin puntos de desnivel que produzcan un desequilibrio en el cuerpo. Por lo tanto la función del colchón es fundamental para mantener el cuerpo en unas condiciones óptimas para dormir y descansar, evitando dolores de espalda y cuello. La elección del colchón adecuado para nuestro cuerpo es la clave para dormir bien y evitar el dolor de espalda.

Un colchón que mantenga el cuerpo alineado y que reparta la presión que ejerce sobre el cuerpo, mejora la circulación sanguínea y reduce las tensiones, propiciando una relajación del cuerpo y sueño relajante.

Cada persona posee unas características propias de su cuerpo y el colchón elegido debe tener en cuenta las mismas. Además, según la clase de actividad física que realicemos deberemos seleccionar un tipo de colchón distinto. Por ejemplo, los deportistas necesitarán de un colchón firme pero adaptable, que reduzca las tensiones y permita que durante las horas de sueño los músculos se relajen, cómo el Colchón SojaMax, que está diseñado para evitar lesiones y contracturas.

Factores importantes a la hora de dormir

Para dormir bien, hemos visto la importancia de un buen colchón y sus beneficios para todo el cuerpo, y en especial para la espalda. Mantener unos buenos hábitos a la hora de ir a dormir también ayuda a evitar dolores, y tener un sueño más placentero, permitiendo despertarse con la sensación de haber descansado realmente. Algunos de estos buenos hábitos a la hora de ir a dormir son:

Elegir un buen somier

El somier es el lugar donde descansa el colchón, por lo tanto la elección de uno adecuado es fundamental para garantizar la durabilidad del mismo, eliminar ruidos, conseguir una correcta ventilación y evitar la acumulación de polvo y proliferación de ácaros.

Elegir una almohada adecuada

La elección de una almohada adecuada puede evitar dolores de cuello ya que alinea la cabeza con el cuello y la columna, consiguiendo relajar los músculos, favoreciendo la respiración y por lo tanto el descanso. Una almohada con un diseño que evite dolores cervicales y posibles contracturas, como la almohada cervical Mlily, influye directamente en nuestra salud y permite tener un sueño más placentero.

Ducharse antes de irse a la cama

Un buen hábito antes de ir a dormirse es el de ducharse, ya que produce un efecto relajante en nuestro cuerpo y musculatura que permitirá acostarse en un estado de relajación y que nos hará conciliar el sueño con mayor rapidez.

Cuidar la postura para dormir

Buscar una postura correcta para dormir permite que el cuerpo se relaje al estar la columna, cabeza y piernas en una posición natural. La mejor postura para dormir es la fetal (o de lado) ya que los dolores cervicales y en la zona lumbar se reducen, aliviando la carga que soporta nuestra espalda. Ésta debe ser la postura que elijamos siempre para dormir, a no ser que se padezca de algún tipo de dolor en el brazo, hombro o cadera, en cuyo caso habría que evitar colocarse de ese lado.

Otras posturas como dormir boca abajo, que puede provocar dolores cervicales al estar el cuello en una posición forzada, o dormir boca arriba, que castiga la zona lumbar, no son recomendables para mantener nuestras espaldas libres de dolor.

Hemos visto que la clave para evitar el dolor de espalda y poder dormir bien es la elección de un buen colchón que se adapte a nuestras necesidades físicas. Además mantener unos hábitos correctos y saludables a la hora de dormir también ayudará a evitar que las noches se conviertan en un problema para nuestro cuerpo, todo lo contrario, serán un periodo de descanso y recuperación del mismo.