La mejor almohada para niños

Ene 27, 2020 | NIÑOS, TE ACONSEJAMOS |

Si eres padre o madre, probablemente te hayas preguntado alguna vez cuál es la almohada ideal para los niños. Empezando por los más pequeños, ¿existe una almohada adecuada para los bebés? Al parecer, se trata de un tema polémico si los bebés deben o no utilizar almohada. Resulta que, de poder utilizarlas, los bebés necesitan almohadas específicas (y no cualquier almohada) para obtener un buen descanso y para asegurar su seguridad.

A diferencia de una almohada convencional, las almohadas para bebés deben estar compuestas por materiales especiales, que garanticen un buen descanso para los más pequeños. En su caso, las almohadas infantiles son más bajitas y se adaptan mejor a los movimientos de los más pequeños durante la noche.

Si consultas con su pediatra, es probable que el doctor recomiende no incluir ninguna almohada para un bebé menor de 2 años. Sin embargo, conforme van creciendo es probable que la necesiten. Este es el caso, sobre todo, de aquellos niños que sufren de problemas respiratorios.

Conforme su cuerpo va creciendo y van aumentando su edad, los niños comienzan a dormir cada vez más en posturas más estables. Cuando son bebés, es recomendable acostarlos boca arriba, ya que es la posición más segura en la que pueden dormirse.

Las posturas infantiles más comunes

Conforme van creciendo, los niños van aprendiendo a rotar y a desplazarse, adoptando con ello nuevas posturas en las que se sienten cómodos. Algunas de las posiciones que pueden adoptar los niños son:

  • Posición en tronco: se denomina a la posición en la que el niño está acostado de lado y con las piernas estiradas y juntas.
  • Posición fetal: en esta posición las piernas están encogidas y el cuerpo acostado de lado.
  • Posición de soldado: es una posición en la que se está boca arriba con los brazos estirados junto al cuerpo y las piernas un poco separadas.
  • Posición melancólica: consiste en la posición con las manos estiradas hacia delante o debajo de la almohada y las piernas dobladas un poco hacia delante.
  • Posición de caída libre: se denomina a la posición que consiste en dormir boca abajo, como si se hubiese estrellado desde el cielo. La cabeza está girada hacia un lateral y las manos hacia arriba o debajo de la almohada.
  • Posición estrella de mar: se trata de una posición boca arriba con los brazos también hacia arriba, alrededor de la almohada.

Dado que la almohada acaba jugando un gran papel en la comodidad de cada una de estas posturas, parece de gran importancia elegir cuál será la almohada más apropiada para los niños.

¿Cuál es la mejor almohada para los niños?

Aunque en definitiva la almohada más apropiada para un niño dependerá de su edad, en Maxcolchon sabemos que muy probablemente los más pequeños de la casa necesiten una almohada que se adapte a sus posturas y sus movimientos lo máximo posible.

Por eso tenemos disponible la almohada Junior. Se trata de una almohada creada para la comodidad y acogida que los niños necesitan. Es ideal para aquellos niños y personas que necesitan dormir en una almohada baja. Además, esta almohada posee un relleno de fibra que hace que la almohada tenga un tacto suave y agradable.

Este cómodo apoyo garantiza a los niños un descanso óptimo en su crecimiento. En cualquier caso, puedes venir a probar nuestras almohadas Junior a cualquiera de nuestras tiendas para cerciorarte de que es la mejor para el pequeño.