¿Qué cosas hacer cuando no puedes dormir?

Ago 4, 2019 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS | 0 Comentarios

Al trastorno del sueño que impide que puedas dormir adecuadamente, ya sea porque te impide conciliar el sueño, porque te hace pasar la noche en un duermevela o porque hace que te despiertes a horas muy tempranas innecesariamente, se le llama insomnio. Son muchas las causas de este trastorno, y también son muchas las cosas que hacer cuando no puedes dormir.

Causas del insomnio

Según distintos estudios, hasta un 95% de personas entre la población adulta ha sufrido algún tipo de trastorno del sueño a lo largo de su vida. Entre un 8 y un 18% sufren insomnio crónico, que es el que tiene una duración superior a los 6 meses. A pesar de ser un problema tan extendido, sólo el 5% acude al médico.

Son muchas las causas que pueden provocar trastornos en el sueño:

  • Causas psiquiátricas: siendo las más comunes las depresiones y los cuadros de ansiedad.
  • Malas rutinas: hiperactivación intelectual antes de dormir (ordenador, móvil, televisión…), horarios caóticos, consumo de alcohol y/o tabaco, siestas maratonianas, etc.
  • Enfermedades: problemas gastrointestinales, insuficiencias cardiacas, asma, reuma, apnea del sueño, etc.
  • Efectos secundarios de medicamentos.

La población más susceptible de sufrir insomnio son los desempleados, viudos, divorciados, fumadores, consumidores de alcohol y cafeína, personas con hábitos sedentarios y con horarios laborales rotativos, así como los expuestos a fuertes ruidos ambientales.

Consecuencias del insomnio

Dormir es una necesidad vital, y cualquier problema que afecte a nuestro adecuado descanso repercute directamente en nuestra salud.

El insomnio puede provocar pérdidas de memoria, trastornos de aprendizaje y atención, accidentes laborales o de tránsito, problemas de estrés, depresión y/o ansiedad, falta de energía y cansancio crónico.

En general, el insomnio provoca un importante deterioro en nuestra calidad de vida.

El insomnio deteriora nuestra vida, provocando pérdidas de memoria, trastornos de aprendizaje y minando nuestras capacidades del día a día

Qué hacer cuando no puedes dormir bien

Antes que nada, si ves que tus problemas de sueño están afectando a tu vida cotidiana, no dudes en ponerte en manos de un profesional de la medicina, que sin duda encontrará las causas de tu insomnio y te dará las soluciones pertinentes, ya sean farmacológicas o, como ocurre en la mayoría de los casos, soluciones que afectan a tus hábitos y rutinas.

Es nuestro estilo de vida el que, en una gran proporción, afecta a nuestro descanso. La mejor forma de prevenir el insomnio es adquirir hábitos saludables para nuestra salud como los que te indicamos a continuación.

Practica deporte

El ejercicio es bueno para la mente y para el cuerpo. Ayuda a desconectar de nuestros problemas y provoca un sano cansancio en el cuerpo, que te pedirá ser recargado durante tus horas de sueño. Como en cualquier ámbito de la vida, debe ser practicado con moderación. Una hora y media al día en el gimnasio, compaginando ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, o simplemente correr o caminar a ritmo de marcha durante unos 45 minutos diarios te ayudarán a dormir adecuadamente, entre otros muchos beneficios.

Usa la cama para dormir

Para eso se inventó. Ponerte a ver la tele y chatear por el móvil, tablet u ordenador solo activará tu mente y te impedirá conciliar el sueño. Sí, ya sabemos que hay otra actividad para la que se inventó la cama, y te podemos decir que también ayuda a dormir.

Horarios fijos para acostarte y levantarte

Procura acostarte y levantarte siempre a las mismas horas (en vacaciones es más difícil, ya se sabe, pero al menos durante el resto del año).

problemas para dormir

Deja de fumar

Este consejo sirve para cualquier momento y situación, incluso si duermes como un lirón. Entre los nefastos efectos del tabaco está la excitación que provoca la nicotina. Ese mantra de que “fumar relaja” no es más que una leyenda urbana.

Controla el consumo de cafeína

Muchas personas son incapaces de funcionar sin una o varias tazas de café por las mañanas. La cafeína, tomada con moderación, puede tener efectos beneficiosos. Sin embargo, tomada por las tardes y noches sólo aumentará tu excitación y, al ser diurético, te hará pasar las noches visitando el baño.

Moderación con el alcohol

Aunque está extendida la creencia de que el alcohol ayuda a dormir, hay que matizarla. Un exceso de alcohol puede tumbar a una persona y hacerla dormir como un lirón, es cierto, pero sólo durante unas pocas horas. En cuanto desaparecen sus efectos lo más común es despertarse y no volver a pegar ojo en toda la noche. No existen beneficios del alcohol, son también leyendas urbanas.

Siestas cortas

Ya se sabe que la siesta es el deporte nacional, pero no es necesario que te conviertas en un campeón olímpico. Una siesta de 20 minutos a media hora, es una costumbre muy sana con muchos beneficios. Siestas más largas sólo te provocarán noches de mirar al techo.