El ritmo de vida actual que llevamos, con sus respectivas formas de trabajo y ocio, que se caracterizan principalmente por el uso constante e ininterrumpido de las pantallas (smartphones, tablets, televisión, ordenadores…) pueden fácilmente provocar síntomas propios de lo que se denomina la fatiga ocular.

La fatiga ocular es un problema frecuente que se produce cuando los ojos se cansan debido a estar mucho tiempo activos. Un ejemplo puede ser cuando se conducen largas distancias o se mira la pantalla del ordenador o del móvil (o ambas incluso) durante muchas horas. Y no es como si, actualmente, esto fuera algo puntual en nuestra sociedad: de hecho se trata de un problema bastante común hoy en día, debido a lo habitual que resultan estos hábitos a diario, especialmente en los más jóvenes y en aquellas personas que trabajan frente a un ordenador.

La fatiga visual digital

Dado que una de las causas más comunes de la fatiga ocular es la exposición a las pantallas, la Asociación Americana de Optometría ha denominado a este síndrome fatiga visual digital. Aquellas personas que permanecen dos o más horas al día frente a la pantalla tienen el mayor riesgo de padecer esta afección.

Sin embargo, en algunos casos, cuando existe un problema ocular de base como el desequilibrio del músculo del ojo o visión no corregida, este puede causar o empeorar la fatiga visual ocasionada por el ordenador u otras pantallas.

Trucos para descansar los ojos

Sea por unas causas o por otras, parece que descansar la vista es necesario para evitar la fatiga ocular. Para ello, podrían servirte los siguientes trucos para descansar los ojos:

  1. No dejar de parpadear. El parpadeo es un acto normalmente reflejo o involuntario que se lleva a cabo cada 5 segundos más o menos. También lo podemos hacer de manera consciente, acortando los tiempos entre parpadeo y parpadeo, para así hacer que los ojos no se resequen tanto y se pueda retrasar la fatiga ocular.
  2. Acostumbrarse a cerrar los ojos cada 20 minutos. Hacer descansos cada 20 o 25 minutos de actividad ante una pantalla puede ser clave para evitar la fatiga ocular. Podemos descansar los ojos durante unos minutos, lo que puede ser beneficioso también para rendir más y aumentar nuestra productividad.
  3. Mantener unas condiciones óptimas de luz. Siempre que estemos realizando una actividad que precise enfocar la vista en objetos cercanos, como leer o escribir ya sea en papel o en una pantalla, es importante para nuestra salud visual contar con una fuente de luz suficiente, que sea natural durante el día (aprovechemos la luz del sol) y que por la noche no nos apunte directamente a los ojos.
  4. Mirar a lo lejos. Lo importante es desviar la vista del ordenador o de la pantalla de vez en cuando y fijarla en un punto más lejano, de manera que nuestra vista se relaje pero nuestra mente también.

 

En resumen, siguiendo estos trucos lo más probable es que evites la fatiga ocular. Descansar los ojos de vez en cuando es clave para mantener una buena salud visual, pero te recomendamos que acudas a un oculista si crees que puedes tener problemas en la vista.