Trucos para dormir con ruido

Abr 28, 2020 | MEJORA TU DESCANSO, TE ACONSEJAMOS |

Salvo contadas excepciones, si hay algo que nos molesta e influye en la calidad de nuestro descanso es dormir con ruido. Tras una larga jornada laboral o académica, de cuidado de nuestros hijos o de practicar deportes, nos metemos en la cama esperando a que Morfeo nos transporte al día de mañana. Sin embargo, dependiendo de la zona o la ciudad donde vivamos, podemos encontrar un festival de sonidos, gritos, música o la última serie de moda a todo trapo.

Soluciones prácticas para luchar contra esos ruidos

Que un ruido nos pueda interrumpir el sueño es una de las cosas más frustrantes que existen. Intentamos cumplir con las recomendaciones que nos señalan que debemos dormir ocho horas, acostarnos y levantarnos a la misma hora, disponer de un buen equipo de descanso y el colchón que mejor se adapta a nuestras necesidades. Sin embargo, un petardo, el llanto de un bebé, el ladrido de un perro o la alarma de un coche y tenemos que volver a empezar.

Aunque creamos que no hay problemas que no tienen solución, por mucho que estos ruidos estén provocados por vivir en una gran avenida, por tener un piso con paredes delgadas o por habernos enamorado de una persona que ronca, todo tiene remedio.

Usa tapones para los oídos: La solución más práctica, cómoda y económica que existe. Disponibles en cualquier farmacia, los tapones para los oídos amortiguan los ruidos en un gran porcentaje, aunque, obviamente, no resultan invencibles.

Las maquinas de ruido blanco pueden ser la solución ideal para camuflar los sonidos provenientes de electrodomésticos, calentadores o grifos que no pueden arreglarse.

Insonoriza las ventanas: Para aquellos ruidos que vienen directamente de la calle (música, tráfico, alarmas, persianas eléctricas), nada mejor que bloquear los ruidos con ventanas aisladas. Una solución costosa pero tremendamente eficaz.

Cambiar de habitación: Siempre que sea posible, hay habitaciones más aisladas de los ruidos que otras. Practica esta pequeña y doméstica mudanza para escapar de los ruidos.

Modifica tu dormitorio: Colocando estanterías que amortigüen el ruido proveniente del vecino, reubicando los muebles o incluso mueve la cama a la pared más alejada del mencionado vecino.

Estas son algunas de las opciones que puedes poner en práctica si los ruidos te impiden conciliar el sueño cada noche.