¿Es bueno dormir con ventilador? Ventajas y riesgos de utilizar ventilador por la noche

Jun 15, 2019 | TE INFORMAMOS | 0 Comentarios

En la época de verano, cuando la temperatura aumenta, las noches pueden resultar difíciles y sofocantes debido al calor. Esto se traduce directamente en dificultades para dormir y, por lo tanto, descansar. Las personas que no cuentan con un sistema de aire acondicionado buscan otras formas, como dormir con ventilador. A este punto llegamos cuando abrir las ventanas no supone una solución. Ahora bien, esta es una práctica que cuenta con ciertas ventajas y riesgos, de lo cual vamos a hablar a continuación.

Ventajas de dormir con ventilador

Sin duda alguna, la principal ventaja de dormir con ventilador es que genera un ambiente fresco en la habitación. La redistribución del aire se puede complementar con una entrada de aire adicional. Pero existen otras ventajas:

  • Es un método más económico que los sistemas de aire acondicionado y no resecan el aire.
  • Mejoran la circulación del aire.
  • El ruido del ventilador puede contribuir a que las personas duerman mejor.
  • Dormir con ventilador es ideal para habitaciones que tienen colchones viscoelásticos, ya que estos tienden a absorber más la temperatura.

El ventilador es un recurso habitual en las noches veraniegas: mejoran la circulación del aire y mejoran el ambiente del dormitorio

Riesgos de dormir con un ventilador

Aunque dormir con un ventilador parece una solución, son varios los inconvenientes y riesgos para nuestra salud:

  • El aire del ventilador mueve el polvo y polen presentes en la habitación. No se recomienda para personas alérgicas.
  • El flujo continuo de aire al dormir con un ventilador reseca la piel y las fosas nasales. Esto puede ocasionar mucosidad para compensar la sequedad y dolores de cabeza producto de la congestión.
  • Al resecar las fosas nasales se crea un mejor canal para el ingreso de gérmenes que afectan el organismo.
  • Puede llegar a provocar rigidez muscular debido a la constante tensión de los músculos. Este riesgo aumenta si la persona duerme con el ventilador en al cara.
  • El aire del ventilador puede causar irritación en los ojos y sequedad en la garganta, si la persona duerme con los ojos o la boca parcialmente abiertos.
  • Dormir con un ventilador puede ocasionar determinados trastornos respiratorios, como por ejemplo, asma y sinusitis.

Consejos para dormir fresco durante la noche

A continuación te daremos algunos tips que te ayudarán a dormir fresco y cómodo a pesar del calor:

  • Usa ropa fresca y ligera, preferiblemente de algodón.
  • Durante el día consume una cantidad adecuada de líquido.
  • Mantén las ventanas abiertas.
  • Utiliza el ventilador durante el día y ajústalo de forma tal que el aire fluya por toda la habitación, así evitarás la concentración de gérmenes.
  • Toma una ducha antes de dormir, esto ayudará a refrescarte y contribuirá a un mejor sueño. Recuerda que al dormir la temperatura del cuerpo disminuye.